Viña del Mar: campamento “Manuel Bustos” contará con red de agua potable

Publicado el at 9:56 pm
190 0

Esval inició construcción de nuevo estanque como parte del plan de urbanización que ejecuta el Minvu que contempla además iluminación y pavimentos

VIÑA DEL MAR.– La empresa sanitaria  Esval inició la ampliación de su planta elevadora de agua potable Villa Independencia y la construcción del nuevo estanque Rukán, que abastecerá de agua potable a 1.200 hogares del campamento Manuel Bustos, ubicado en la parte alta del sector nororiente de Viña del Mar.

El proyecto tiene una inversión que supera los $2.500 millones por parte de la sanitaria y según explicó el  subgerente Zonal de Esval, Alejandro Salas, “permitirá concretar un anhelo muy esperado por la comunidad del campamento Manuel Bustos, con cerca de 5.000 habitantes que contarán con un suministro continuo y de calidad, de forma progresiva durante los próximos años. Además, estamos reforzando nuestro servicio para miles de familias de las villas Independencia, Arauco y Rukán, entre otras”,  dijo .

El ejecutivo detalló que el futuro estanque tendrá una capacidad de 2.500 metros cúbicos (equivalentes a 2 millones y medio de litros), y se alimentará mediante una impulsión de agua potable de 1.860 metros de longitud, a lo que se sumará la nueva planta elevadora, que permitirá llegar con el suministro hasta la zona alta de la comuna.

El director regional de Serviu, Tomás Ochoa, destacó que esta es la primera obra necesaria, que es contar con un estanque de agua potable, la que se suma al trabajo de urbanización.

“Nosotros iniciamos el cambio de matrices durante el año pasado y este fin de semana, publicamos el llamado de licitación de la primera etapa de urbanización. Esta es la etapa que se conoce como ‘1-A’, que es de la parte más baja del campamento, donde las primeras 120 familias van a contar con agua potable y alcantarillado. Por eso era muy importante este estanque, porque vamos a poder abastecer, para continuar después con las etapas que vienen y así tener un campamento urbanizado. Este es un muy buen ejemplo del trabajo entre el sector público, los vecinos del campamento y la empresa privada, que nos va a permitir dar una mejor calidad de vida a tantas familias que han vivido durante años en condiciones muy precarias”, explicó, respecto al trabajo que fue posible, gracias a la entrega de títulos de dominio a las familias del campamento por parte de Bienes Nacionales.

María Medina, dirigenta del campamento “Manuel Bustos”, manifestó que “estamos muy contentos porque hemos ido avanzando paso a paso, viendo muchas cosas materializadas como este hito de poder contar con el agua potable, que es muy importante para nosotros. Es fruto del esfuerzo de los dirigentes y también de las autoridades que han podido gestionar una solución”.

Las obras tienen prevista su entrega para mediados de 2020 y a partir de esa fecha, las familias que cuenten con su vivienda regularizada en esta etapa, podrán iniciar el proceso para conectarse a la red de agua potable de Esval.

 

 

Comentarios