Vecino de Artificio falleció de un infarto fulminante mientras esperaba ser atendido

Publicado el at 10:45 am
712 0

Jorge Fernández Galaz tenía 64 años y murió en el Hospital de Quillota. Su muerte provocó pesar en su familia, amigos y vecinos de la Villa Sopraval

LA CALERA.- Jorge Fernández Galaz era un querido vecino de la Villa Sopraval de Artificio. Amigo de sus amigos, siempre estaba dispuesto a ayudar y se caracterizaba por ser un hombre ligado al deporte, especialmente al fútbol, ya que jugó defendiendo a varios equipos de Artificio.

De manera sorpresiva y durante la mañana del pasado lunes, este conocido calerano nacido y criado en el sector de La Arboleda, falleció producto de un infarto mientras esperaba ser atendido en el Hospital San Martín de Quillota.

Hace varios años, Jorge “Choche” Fernández había sufrido problemas cardíacos por lo que ya había sido sometido a una intervención quirúrgica para realizarse varios bypass. Si bien su salud se había visto deteriorada desde entonces, sagradamente tomaba sus medicamentos para controlar una diabetes declarada y el tema cardíaco.

El viernes 4 de octubre había comenzado con algunas molestias. Durante la tarde de ese día se preparó para ver por televisión el partido que jugó Unión La Calera con Huachipato junto a su hijo Jorge. Padre e hijo disfrutaron de la pasión que los unía, aprovechando que su esposa, María Castillo Gómez y su hija, María Victoria, había viajado a la festividad religiosa de la Virgen de Andacollo.

Al día siguiente despertó con molestias en sus riñones. Siguió su rutina futbolera viendo junto a su hijo y un sobrino el clásico entre Colo Colo y Universidad de Chile. No se sentía bien, por lo que fue llevado al SAPU de Artificio donde fue atendido ese día y también al día siguiente, pues las molestias continuaban.

“Mi mamá ya había llegado desde Andacollo y le dije que me despertara por cualquier cosa”, comentó su hijo Jorge. Eran cerca de las 4 de la mañana del lunes cuando el joven fue despertado por su propio padre. Sentía muchos dolores. La decisión fue partir hacia Quillota, asumiendo que sería atendido más rápido en ese lugar.

SE DESMAYÓ Y NO DESPERTÓ

Ingresó a Emergencias a eso de las 5 de la mañana y esperó durante dos horas para ser atendido, pues había mucha gente. “Eran como las siete cuando lo veo caminando con dificultad por el pasillo de Emergencias y me dice: ‘me voy a desmayar’. Alcancé a abrazarlo y en ese momento sufrió un infarto fulminante”, relató emocionado su hijo. Pese a los intentos del personal del hospital quillotano por reanimarlo, Jorge Fernández Galaz no reaccionó, falleciendo a los 64 años.

Apenas se comenzó a conocer la noticia de su fallecimiento, la sorpresa y desazón fueron los sentimientos entre amigos y conocidos. Por eso no extrañó que a su velatorio llegara una gran cantidad de personas, incluyendo jugadores de Unión La Calera como Lucas Giovini y Mario Berríos, quienes conocieron a Jorge Fernández cuando éste trabajaba a cargo del Complejo Deportivo Sopraval en Artificio, recinto donde durante varios años entrenó el cuadro rojo y donde el querido vecino forjó amistad con técnicos, jugadores y utileros.

Amigos y ex compañeros de trabajo de Sopraval, Algas Marinas y Cecinas Venezia acompañaron a la familia de este conocido calerano en su velatorio, así como en su funeral en el Cementerio Parque de Nogales.

Su hijo, junto con recordar a su padre como un hombre bondadoso, cariñoso y buena persona, quiso agradecer las enormes muestras de cariño y afecto de empresas, clubes deportivos, amigos y vecinos que estuvieron junto a su familia.

Comentarios