ÚLTIMO MINUTO: Dirección de Aguas suspendió atribuciones de Juntas de Vigilancia del Río Aconcagua

Falta de acuerdo entre los regantes de las 4 secciones llevó a la autoridad a tomar esa drástica medida

SAN FELIPE.- Tal como lo informara a primera hora de la mañana El Observador, ayer se declaró zona de escasez hídrica, por un período de seis meses, a las comunas de San Felipe, Santa María, Catemu y Panquehue, en la provincia de San Felipe; y a la comuna de Los Andes, en la provincia del mismo nombre.

Así lo confirmó el Seremi de Obras Públicas (s), Gonzalo Peña, quien indicó que la medida fue solicitada por el Intendente de la región de Valparaíso, Gabriel Aldoney, y avalada con el informe técnico de la Dirección General de Aguas del MOP.

Según establece el Código de Aguas, esto generó las condiciones jurídicas para la DGA pudiera intervenir el Río Aconcagua, pues están declaradas bajo condición de escasez comunas que pertenecen a las cuatro secciones de afluente y sus Juntas de Vigilancia no han conseguido llegar a un acuerdo de redistribución del agua.

En efecto, esa decisión se tomó, pues, tras la firma del decreto de ayer, la Dirección General de Aguas dictó una resolución para suspender atribuciones de juntas de vigilancia y aplicar facultades del artículo 314 del Código de Aguas para redistribuir las aguas del río Aconcagua.

El Seremi MOP explicó que desde el 5 de enero también rige un decreto de escasez para las provincias de Quillota, Marga-Marga y Petorca, y comunas de Llay Llay en provincia de San Felipe, Concón en provincia de Valparaíso y San Antonio en la provincia homóloga.

“Es un hecho que estas zonas se encuentran con sequía extraordinaria. Hoy, por ejemplo, a las 10 am, el caudal del río Aconcagua en la estación Aconcagua en Chacabuquito, que controla el agua que recibe la 1ª sección, registró 21 metros cúbicos por segundo; la estación Aconcagua en San Felipe, que mide las aguas que vienen de la 1ª sección hacia la 2ª sección indicó 8 m3 por segundo, y la estación Aconcagua en Romeral, ubicada al comienzo de la 3ª sección, marcó 0.33 m3 por segundo”, detalló.

El seremi (s) agregó que “en este caso, el decreto de escasez faculta a la DGA a aplicar el artículo 314 del Código de Aguas, que nos permite suspender las atribuciones de las juntas y los seccionamientos, para redistribuir el agua disponible, como también autorizar la extracción de aguas subterráneas o superficiales desde cualquier punto, sin necesidad de constituir derechos de aprovechamiento de aguas y sin la limitación del caudal ecológico mínimo”.

Cabe recordar que el 18 de enero la autoridades de la Seremi MOP V Región sostuvieron una reunión con las directivas de las juntas de vigilancia de la 1ª, 2ª, 3ª y 4ª secciones para buscar un acuerdo de redistribución de las aguas del río, pero la 1ª y 2ª secciones no accedieron a establecer un sistema de turno, por lo que no prosperó.

Según informó la DGA, esta mañana se designó al jefe de Fiscalización de la Dirección General de Aguas Quinta Región, para adoptar las resoluciones que permitan la distribución de los recursos hídricos que hoy pasan por el río Aconcagua e incluso podrá requerir el auxilio de Carabineros para hacer cumplir las medidas que se adopten.

“En el caso que algunas de las partes no cumplan con la resolución de la DGA, la nueva ley de fiscalización que reformó el Código de Aguas, establece multas entre 10 a 500 UTM, anteriormente el máximo eran 20 UTM”, destacó el Seremi MOP (s).

Según explicó el seremi (s), en la práctica, la dictación de este decreto implica que en dichas provincias las autoridades podrán analizar y decidir las medidas pertinentes que permitan reducir el impacto de la falta de agua, comenzando con las resoluciones en que se autorice a la Dirección de Obras Hidráulicas (DOH) del MOP a hacer sondajes y a extraer aguas de pozos de emergencia, especialmente aquellos vinculados a sistemas de Agua Potable Rural (APR).

Comentarios

Relacionados