Toma del Pozo 9: “No la vamos a deponer hasta que todo El Melón tenga acceso al agua”

Publicado el at 16/12/2019
2694 0

Minera El Soldado respondió al petitorio, pero grupo considera que las propuestas siguen siendo ambiguas

EL MELÓN.- Muchas cosas han cambiado en El Melón desde el estallido social. Cientos de vecinos salieron a manifestarse a las calles, se tomaron rutas y, como en otras comunas, hubo enfrentamientos con la policía. Sin embargo, con el paso de los días, el movimiento de meloninos, impulsado en un primer momento por la rabia y el descontento, comenzó a ordenarse, organizar cabildos y buscar soluciones para sus problemas.

“Yo me voy a tomar el pozo 9 y si nadie me acompaña, lo voy a hacer igual”, dijo una vecina en uno de los cabildos realizados hace más de un mes, partiendo con la idea que, aunque parecía una locura, fue tomando fuerza. Ello, porque el sistema de APR Municipal casi no tenía agua y el desabastecimiento era angustiante.

Pasaron tres días y un grupo hizo realidad la toma del pozo de propiedad de la El Soldado de Anglo American. A diferencia de los sistemas municipales, éste tiene mayor profundidad y cuenta con tecnología que permite extraer agua desde napas más profundas. Era la forma más rápida de acceder al vital elemento.

Según Andrés Marín y Karen White, voceros de la Sociedad Civil Organizada de El Melón, al tercer día de la toma del pozo vivieron “un momento histórico”. Luego de realizar un bypass desde la boca del pozo 9 (uno de los 18 que posee la empresa), redirigieron parte de los 70 litros por segundo a los estanques del Agua Potable Rural de la Municipalidad de Nogales, que estaba prácticamente seco y casas que hace años tenían suministro parcial en el sector sur, pudieron ver cómo el agua fluía con fuerza.

“Ver salir agua desde la llave a la una de la tarde, era algo que no pasaba en años”, comenta Karen White.

¿POR QUÉ EL POZO 9?

Tal como lo consignó “El Observador” hace poco menos de un mes, el pozo 9 está a muy pocos metros del Pozo Dren municipal, razón por la cual era la vía más próxima para irrigar un sistema muy carente. Pero, además, desde quienes propiciaron la toma, la acción se vio como un acto de justicia, pues aseguran que la faena minera genera impactos que, entre otros efectos, influye en el abastecimiento de agua.

Por eso, un mes antes de la toma, habían presentado a la compañía un petitorio con 24 puntos, por medio de los cuales pedían a El Soldado mejoramientos operacionales, que permitieran evitar riesgos ambientales y de seguridad. Sobre todo considerando que, paralelamente, la empresa tramita el permiso ambiental (RCA) para aumentar la capacidad del embalse de relaves “El Torito”, que es condición necesaria seguir funcionando.

Dada la toma, las cosas se apuraron y Anglo American accedió no sólo a conectar su pozo con el del APR Municipal, sino que, atendiendo peticiones paralelas del municipio, ceder otros puntos de captación.

Así es como llegó el lunes, cuando se desarrolló una reunión abierta, donde profesionales de la empresa expusieron su posición frente a las demandas. No fue una reunión fácil. A medida que se presentaba un punto, se generaban interrupciones. El encuentro, transmitido en vivo por varios celulares, fue evidentemente hostil. No había conformidad porque los asistentes esperaban acciones más concretas, versus las propuestas de diseñar planes en conjunto y mesas de trabajo por parte de El Soldado.

Andrés Marín argumenta a “El Observador” que las respuestas no eran positivas ni negativas, sino basadas en la creación de mesas de trabajo y ellos demandan soluciones más veloces.

EL FONDO ES “MEDIOAMBIENTAL”

Más allá de la velocidad exigida por unos y la mirada a mediano plazo de otros, hay puntos en común que, en el fragor de la discusión, parecen no verse. Tanto El Soldado como los habitantes de El Melón tienen en el centro dotar de agua al distrito en forma sostenible en el tiempo. Y en eso se ha avanzado harto. Así lo señala el encargado del APR Municipal, Juan Brito, quien celebra que finalmente haya mucho más abastecimiento circulando en la red.

Dado este mejor escenario, lo que más aleja las partes son materias de fondo. Aunque la empresa ha reaccionado, ayudando a dotar de agua a El Melón, y nunca ha pedido el desalojo del pozo, el grupo en toma plantea que hay otros temas ambientales en disputa.

En ellos, hay puntos en los que difícilmente podrán llegar a consenso. Un ejemplo es el primer punto del petitorio dice “Desistir definitiva y completamente del proyecto: Continuidad Operativa Tranque Relave El Torito Operación El Soldado”. Y la razón es muy simple, pues es técnicamente un hecho que, si no se obtiene la RCA o la empresa retira el proyecto de la evaluación ambiental, El Soldado dejaría de operar en poco más de un año, pues la continuidad en la producción requiere obligatoriamente un traque donde depositar su relave.

Mientras este debate se mantiene sin solución, las decenas de voluntarios que hacen turnos diarios en la toma ubicada en la Villa Disputada, no hay fecha clara para regresar a sus casas.

“Tenemos una meta que es muy ambiciosa, pero a la vez es muy simple: no la vamos a deponer hasta que todo El Melón tenga acceso al agua de manera definitiva”, expresó Karen White categórica.

“EL POZO 9 ES IMPORTANTE, PERO TAMBIÉN HAY GESTIONES MUNICIPALES”

El encargado del APR Municipal, Juan Brito, comenta que la situación es crítica producto de la prolongada sequía. Sin embargo, en la actualidad son menos los vecinos que ven interrumpido el suministro. Según comenta a “El Observador”, las gestiones de la municipalidad han permitido que el Pozo Punta Huala fuera incorporado por parte de Angloamerican al APR Municipal, aliviando el sistema con 500 arranques.

“Eso no quiere decir que había 500 casas sin agua”, explica, señalando que es una mejora en el servicio. De igual manera el encargado agregó que, si bien Angloamerican también incorporó al APR el Pozo Plazueleta, éste no alcanzó a llenarse lo suficiente.

También detalla que el bypass del Pozo 9 ha sido importante, pero no es lo único que se ha hecho para dotar de agua a El Melón, aunque reconoce que incluso con las mejoras que se han realizado en el servicio y el aporte de la empresa privada, el agua aportada por éste sigue siendo necesaria, agregando que en la actualidad el único sector que presenta deficiencias en el suministro es el de Los Cáñamos Alto.

RESPUESTAS DE EL SOLDADO

“El Observador” planteó una serie de preguntas a El Soldado de Anglo American, sobre este tema. Para responderlas, decidió enviar una declaración escrita, en la que señala que “desde 2012 El Soldado ha llevado adelante una serie de iniciativas, mediante un trabajo colaborativo, para contribuir a enfrentar la escasez hídrica que afecta a la zona. Durante el año en curso además, la empresa ha apoyado la ejecución de 15 proyectos de agua, nueve para consumo humano y seis para riego”.

Sobre las demandas de El Melón, responde que “recientemente El Soldado presentó a la comunidad una propuesta de trabajo colaborativo que prioriza aquellos temas que son de interés transversal de los vecinos, como el fortalecimiento de los actuales espacios de relacionamiento y la creación de nuevas mesas temáticas”.

“Además, los trabajados realizados recientemente por El Soldado en el APR Municipal de El Melón, ya están mostrando resultados positivos: se logró la conexión con el pozo 5B, recuperando los niveles en los estanques. No obstante, entendiendo la preocupación de los vecinos, la compañía se comprometió a mantener el bypass que conecta el pozo 9 con el APR Municipal de El Melón, para así suplementarlo en períodos de sequía”.

Sobre los conflictos ambientales, la empresa afirma que “se propuso la formación de un comité de Seguimiento Ambiental, en el que los representantes de la comunidad puedan hacer monitoreo permanente del cumplimiento de los compromisos ambientales de la compañía y aquellas áreas de interés y preocupación por parte de los vecinos”.

Sobre los impactos de la operación en la cordillera El Melón, dijo que se propuso crear “un grupo de trabajo multisectorial tendiente a generar un proyecto de puesta en valor y conservación, que contemple acciones como declaratorias de conservación de áreas, desarrollo de planes de manejo, generación de proyectos turísticos y educación ambiental”.

En materia sanitaria, argumentó que hay “disposición para colaborar en una alianza público – privada para que la comunidad cuente con una planta de tratamiento de aguas servidas, mediante un proyecto integral que incluya la infraestructura y herramientas de gestión”.

Sobre el eventual riesgo de cierre de la operación, respondió que “El Soldado de Anglo American ratifica su compromiso por continuar operando en la comuna de Nogales y entregando su mejor esfuerzo, en conjunto con vecinos y autoridades, para aportar activamente a hacer frente a los desafíos del territorio”.

Comentarios