aprobaron recursos para centro cultural de la calera

Todos saben para quién trabajan

juan pablo rojas
Juan Pablo Rojas Ahumada Periodista

Soy de aquellas personas que quiere creer en nuestros gobernantes, sí, aunque parezca difícil, me gusta pensar que sus acciones, las medidas que toman y hasta las personas de las que reciben asesoría han sido pensadas con un único propósito el de hacer un buen trabajo y beneficiar a la comunidad.

Como calerano y con mi anterior reflexión como premisa me decepciona el actuar de las autoridades y ex autoridades sobre una noticia que debía ser una fiesta para todos, el financiamiento para terminar de una vez por todas el ansiado edificio del Centro Cultural de la comuna.

Tres son las administraciones comunales que forman parte de la historia de este histórico proyecto para la comuna cementera, la de Roberto Chahuán, Eduardo Martínez y, por último, la de Trinidad Rojo.

Se puede decir que los tres han querido, en lugar de celebrar y festejar este triunfo para los artistas y gestores culturales de La Calera, invalidar el trabajo que realizaron sus pares para lograr este objetivo.

Durante la administración de Roberto Chahuán se elaboró el proyecto inicialmente, pero fue Eduardo Martínez quien tuvo que gestionar los primeros 830 millones de pesos con los que se construyó la obra gruesa del edificio, fue su administración la que estuvo entre la espada y la pared negociando con la Universidad de Aconcagua, cuyas autoridades pidieron una indemnización millonaria por abandonar el edificio que la alcaldía de Chahuán les cedió en comodato gratuitamente.

Con esto tampoco culpo al alcalde Chahuán, ya que sin duda la universidad benefició a cientos de jóvenes caleranos mientras funcionó, pero el oportunismo y avaricia de esta empresa privada estuvo a punto de hacer perder más de 800 millones a la comuna.

La decisión de demoler el edificio mientras aún era ocupado por la universidad fue una medida extrema en un momento desesperado y pocos conocen el contexto que se daba cuando se tomó esa decisión y la batalla que se tuvo que dar contra autoridades como el ex ministro Luciano Cruz Coke, que sólo buscaba el beneficio de los privados y luego la cantidad de gestiones que se realizaron con las nuevas autoridades al asumir la Nueva Mayoría.

Por último a la actual alcaldesa le tocará recibir el financiamiento restante e inaugurar el próximo Centro Cultural, también destacando “su” logro e invisibilizando el trabajo de sus antecesores. Todos buscan destacar “su” obra y aunque muchos dicen que “nadie sabe para quién trabaja”, la verdad es que por el contrario, todos deberían saberlo: para nosotros y el futuro de nuestra comuna.

Comentarios

Relacionados