Tiempo de ayudar

 

En el libro de Eclesiastés, Salomón dice que hay tiempo para todo. Tiempo de nacer y tiempo de morir. Tiempo de llorar y tiempo de reír. Tiempo de callar y tiempo de hablar. Sin ánimo de parecer hereje, me gustaría agregar un ejemplo más a la larga lista expuesta por el predicador: tiempo de ayudar y tiempo de debatir.

Digo esto en el marco de la Teletón, ya que es común leer o escuchar, sobre todo en esta época, diversas críticas al sistema. Que el Estado debería hacerse cargo de la rehabilitación de los niños, que don Francisco se queda con parte del dinero, que las grandes empresas lavan su imagen a través de esta campaña, entre otras.

Más allá de si estas observaciones son ciertas o no, creo que aquel debate no contribuye al tratamiento de un niño o una niña que se atiende en la Fundación. Por ejemplo, esta semana me tocó conocer a Josefa, una niña de 6 años que viaja constantemente desde Limache a Valparaíso.

Ella nació con espina bífida y, gracias al trabajo del grupo de profesionales de la Teletón, es un ejemplo de rehabilitación. Mientras conversaba con sus padres, con alegría ella me mostraba una medalla que ganó tras participar en una carrera en el colegio, venciendo los pronósticos desalentadores a propósito de su situación.

Y estoy seguro que, así como Josefa, muchos otros niños han sido beneficiados por la noble labor de la Teletón. Sí, puede ser que el show televisivo esté de más o que realmente todo se convierta en una guerra de egos para ayudar y publicar el recibo de la donación en redes sociales.

Pero aunque a mí, y sé que a muchos, nos incomode eso, es mejor que nada. Esos cien pesos que un niño lleva a su colegio pueden marcar una diferencia para quienes día a día deben lidiar con mayores dificultades. En este momento mi opinión no va a rehabilitar a un niño, pero mi dinero sí.

¿Podemos tener diferencias con la forma en la cual opera el sistema? Por supuesto, pero lo que hoy se necesita es solidaridad. La meta este año a nivel país es de 32 mil millones de pesos, mientras Limache a nivel comunal debe alcanzar los 60 millones.

Por lo mismo, hoy es tiempo de ayudar y no de debatir, el debate dejémoslo para después.

 

Comentarios

Relacionados