Supervisora de la UCI del Hospital de Los Andes: “La mayoría de los contagiados son jóvenes que bordean los 40 años”

Publicado el at 8:54 pm
727 0

Enfermera a cargo de la Unidad de Pacientes Críticos del Hospital San Juan de Dios explicó el comportamiento del virus en la comuna

LOS ANDES.- Ante la evidente alza en el número de contagios a nivel nacional y comunal, las primeras diligencias por dotar de equipamiento a las unidades de pacientes críticos en los centros hospitalarios del país ya han comenzado.

Así lo explicó la enfermera Ruth Maturana, supervisora de la Unidad de Pacientes Críticos del Hospital San Juan de Dios, quien aseguró que el aumento de camas críticas es de un 20% más que en el “peak” de contagios ocurrido entre junio y julio del año pasado. Esto significa que la UCI tiene 12 camas mientras que la UTI suma otras ocho.

“El Ministerio de Salud nos ordenó aumentar nuestra dotación de camas críticas. Esto debido a que ya estamos viviendo un alza en el número de casos que, al parecer, no están agravándose tanto como la primera ola, pero de todas formas debemos tener las camas preparadas”, afirmó Maturana.

Respecto al aumento en el número de casos Covid-19 en Los Andes, la profesional aseveró que si bien “hemos tenido un alza, ésta no es tan alta para decretar cuarentena. En estos minutos no tenemos tantos pacientes hospitalizados, pero la mayoría son jóvenes que bordean los 40 años”, comparó en relación a la primera ola de contagios del 2020.

Según explicó la supervisora de la Unidad de Pacientes Críticos, se evidencia un cambio “generacional en la infección por el virus. Al parecer van a ser pacientes más jóvenes y, por lo tanto, esperamos que su recuperación también sea más rápida”.

FUE LA PRIMERA VACUNADA

La tarde del jueves 14 de enero, supervisadas por un fuerte contingente policial, llegaron hasta el Hospital San Juan de Dios de Los Andes un total de 120 vacunas Pfizer-Biontech Covid-19. Y una de ellas fue destinada para la enfermera Ruth Maturana, quien fue la primera funcionaria del centro hospitalario en ser inoculada.

“Hasta el momento no hemos sufrido ningún problema. La única molestia que hemos tenido casi todos los vacunados es un dolor súper leve en el sitio de la punción, nada de qué preocuparse. Es lo mismo que una vacuna de influenza o cualquier otra, incluso no hemos tenido malestar de resfrío como pasa con otras”, sostuvo la enfermera.

A pesar de haber recibido la vacuna, la profesional adelantó que las medidas sanitarias de protección seguirán siendo utilizadas por el personal de salud, puesto que, tal como mencionó, “esta vacuna tiene dos dosis, una que se pone el primer día y la segunda que se pone en 21 días más. Por lo tanto, nosotros ahora estamos medianamente inmunizados y no tenemos todavía la dosis completa”

Comentarios