Se detienen 95 proyectos habitacionales por decretos de cuarentena en la Quinta Región

Publicado el at 5:33 pm
1076 0

Así lo informó la Cámara Chilena de la Construcción, ante la suspensión de construcción de viviendas en Valparaíso, Viña del Mar, San Antonio, San Felipe, Los Andes y Quillota

La Cámara Chilena de la Construcción Región de Valparaíso, informó hoy viernes 26 de junio, que las medidas de confinamiento prolongadas decretadas por la autoridad nacional para las comunas de Valparaíso, Viña del Mar, San Antonio, San Felipe y Los Andes, a las que suma Quillota, comenzarán a regir desde las 22:00 horas, implicarán que en este período habrá 95 proyectos habitacionales paralizados a nivel regional.

Así lo describe el catastro elaborado periódicamente por la Cámara Chilena de la Construcción (CChC) en base a información propia, así como de GFK Adimark y BMI Servicios Inmobiliarios.

El gremio estima que, sólo los proyectos con destino habitacional suman 10.198 viviendas. En ellas, se da empleo directo a 29.687 personas.

La Cámara señaló que la paralización de estas iniciativas implica un costo total de US$ 4,68 millones a la semana para las empresas, considerando todas las comunas en cuarentena.

“Este es un escenario extremo al que no hubiésemos querido llegar y la última medida para prevenir el Covid 19. Ciertamente es una situación lamentable, pero que tenemos que enfrentar con seriedad y disciplina. Es el momento de ser responsables y acatar las medidas dispuestas por la autoridad, para poder salir cuanto antes de la cuarentena. Y, lo que es lo más importante, salvar vidas”, comentó el presidente de la CChC Valparaíso, Gian Piero Chiappini.

 

 

Proyectos detenidos en la Región de Valparaíso. (Fuente: Cámara Chilena de la Construcción Valparaíso).

 

Sobre el retorno, una vez que se puedan reactivar las obras, el presidente del gremio dijo que “para poder volver al trabajo, una vez controlada la expansión del virus, debemos estar preparados para realizar todas nuestras actividades, basándonos en protocolos sanitarios estrictos, desarrollados por profesionales y validados por la autoridad, como es el de la CChC, y extremar las conductas de cuidado. Pero si no somos capaces de cuidar a nuestros trabajadores y cuidarnos entre todos de nuevos contagios, no habrá reactivación posible”.

“Tanto la salud de las personas como los medios para garantizar su susbsistencia son cruciales y prioritarios. Y por ello debemos ser capaces de compatibilizar estos esfuerzos. La mayoría de las restricciones obligatorias, nacen por la falta de responsabilidad de las personas. Es relevante que se entienda que, por más acciones que se tomen para evitar la propagación del virus, si no hay un real compromiso personal y particular, ninguna de ellas tendrá el efecto deseado. Hacemos un llamado, más bien un grito que brota de lo más profundo de nuestro ser, para que acatemos y sigamos todas las medidas preventivas, con un corazón comprometido en ellas, por mí y por mi prójimo”, concluyó el presidente regional de la CChC.

 

 

 

Comentarios