Joven de Viña del Mar busca justicia: torturaron y mataron a su hija en España y quiere repatriarla

Publicado el at 13/07/2017
2309 0

Su ex mujer se llevó a la pequeña y  un familiar de su nueva pareja se ensañó con la niña, torturándola durante 12 horas

VALPARAÍSO.- Una historia de impotencia y desesperación que ningún padre quisiera experimentar, es la que vive en este momento Manuel Adolfo Briones Sanz, padre de una niña de 8 años que fue asesinada en la pequeña comuna de Sabiñánigo, al norte de España, hecho que conmocionó al país por la crueldad con que la pequeña fue torturada de manos de un familiar.

Manuel es hijo de chilenos provenientes de Playa Ancha, Valparaíso. Vivió gran parte de su vida en Buenos Aires, Argentina, donde conoció a la madre de su hija Naiara, de quien se separó cuando la pequeña tenía 3 años y medio. La mujer se fue a España con la pequeña y Manuel se radicó en Chile en busca de una oportunidad laboral, llegando a vivir a Reñaca Alto, desde donde salía a trabajar como maestro constructor.

El joven padre de 30 años tenía escasa comunicación con la madre, quien se casó en España y rehízo su vida. Pese a intentar en reiteradas ocasiones tener un vínculo con su hija y tener noticias de ella, manifiesta que cualquier información le era negada. Pero fue el pasado viernes, cuando la triste noticia de su muerte, en lo que suponía había sido un accidente lo que lo devastó. “Me habían dicho que se había caído de una escalera, pero luego me entero que el hermano del marido de mi ex la torturó, la amarró y la golpeó. Mi hija estuvo 30 horas agonizando y quiero justicia, necesito ir a España, traer el cuerpo de mi hija y hacer justicia por lo que le hicieron”, dijo a “El Observador”.

FUE TORTURADA

El caso de Naiara conmocionó a toda España. La pequeña, había sido enviada junto a otras dos hermanas por su padrastro a estudiar al pueblo de Sabiñánigo, donde su “nueva abuela” estaba a cargo de las niñas. Ahí vivía también Iván P. P., de 33 años, hermano del padrastro de la menor, quien el pasado jueves alertó a emergencias que la niña había caído de las escalera del edificio que habitaban, tras lo cual fue llevada a urgencias.

Pero las graves fracturas y heridas evidenciaban lo que la pequeña había vivido horas antes y  tras la alerta dada por el equipo médico a la policía, el hombre fue arrestado y confesó su autoría en los hechos.

La investigación arrojó al menos 12 horas de tortura.  La pequeña Naiara había estado maniatada y presentaba fuertes golpes en la cabeza. También mostraba signos de haber sido obligada a estar de rodillas sobre pequeñas piedras para incrementar su sufrimiento. La niña falleció en el Hospital Miguel Servet de Zaragoza, este viernes 7 de julio, a causa de la gravedad de sus heridas, que incluían fractura de cráneo y el bazo roto. 

El caso es ampliamente cubierto en los medios ibéricos y múltiples manifestaciones civiles se han realizado en favor de justicia para Naiara.

BUSCA AYUDA

En Chile, Manuel clama por justicia y por ayuda para ir a España a reclamar el cuerpo de su hija. Cuenta que la organización “Unidos Por Chile” ya lo ayudó a obtener el pasaporte, pero que necesita orientación legal acerca de cómo puede traer los restos de su pequeña a Chile y darle el lugar que se merece, rodeada del amor que tanto le fue negado.

“Me he enterado que allá la trataban mal, la dejaron sola. Yo quiero que tanto el autor, como la madre de mi Naiara, su marido y la abuela paguen también por su responsabilidad en la muerte de mi niña. Yo supe que le habían dado sepultura, pero quiero traer sus cenizas a Chile, plantar un árbol y depositar sus cenizas ahí, para que haya vida donde estén los restos de mi hija. Solo no puedo, necesito que algún político me ayude, me oriente, les pido ayuda para poder viajar”, confesó a “El Observador” este padre que  junto a su familia se sienten devastados, pero que no descansarán hasta obtener justicia para Naiara.

Manuel Briones es un hombre de escasos recursos y recientemente dejó su trabajo para enfocarse en traer a su hija a Chile. Junto a sus familiares han organizado una campaña de ayuda para poder viajar a España y los gastos que se vienen para repatriar los restos de la pequeña a Chile y el proceso judicial; para lo cual disponen de la cuenta rut de BancoEstado número  24439449-3 a nombre de Manuel Adolfo Briones Sanz.

Su teléfono de contacto para ayudas y/o orientación  es el +56963538111

 

 

Comentarios