Olmueína radicada en Estados Unidos encontró a su familia luego de 30 años gracias a Facebook

Publicado el at 1:51 pm
499 0

Su familia adoptiva le dijo que sus padres estaban muertos, pero nunca perdió la fe.

OLMUÉ.- Liliana Macarena Villarroel Cordero nació el 11 de diciembre de 1985. Su historia no es la de una vida normal, más bien pareciera estar sacada de la ficción.

Sus familiares en Chile recibieron con mucha alegría la noticia de que su hermana estaba buscándolos y desde que se encontraron a través de Facebook tienen contacto a diario.

En 1992 fue adoptada por una pareja norteamericana, con quienes se trasladó a vivir a Orlando, Florida, en Estados Unidos. Ahí ha pasado el resto de su vida viviendo bajo el nombre de Teresa Mock, como fue bautizada a su llegada al país norteamericano.

Si bien sus padres adoptivos le dijeron que no tenía parientes vivos en Chile, siempre estuvo inquieta y quiso saber más sobre su país natal. Fue así que publicó su historia en la página de Facebook “Chilenos en EEUU”, desde donde comenzó a viralizarse, hasta llegar a los perfiles de varias personas de Olmué.

En una conversación con “El Observador”. Liliana comentó emocionada, que gracias a la difusión de su publicación, la semana pasada logró encontrar a uno de sus hermanos biológicos que aún la recordaba, con quien realizó una videollamada en la cual conoció a sus demás hermanos.

La joven señala además que en una primera instancia no pudo hablar con su madre. “Ella sintió que no estaba preparada, entonces le grabé un video y ya al día siguiente ella me mandó uno y ahí estuvimos las dos, llora y llora, mucho tiempo”.

También se enteró que su padre había fallecido en el año 1989. “Estuve mucho tiempo escribiéndole a hombres con el nombre de mi papá, preguntándoles si tal vez yo era su hija”, cuenta entre risas.

Pese a todos los momentos alegres que ha tenido durante los últimos días, la historia de su vida ha tenido un giro, pues también se enteró su adopción no fue del todo legal. “Por lo que sé, mi mamá me tuvo que dejar en el orfanato, porque no estaba pasando un buen momento, pero yo no era huérfana y ella dice que nunca me dio en adopción, sino que cuando me fue a ver un día, ya no estaba”, cuenta.

Esta situación, según relata Liliana, ha hecho que aparezcan sentimientos encontrados hacia su familia adoptiva, especialmente por su madre adoptiva pues su padre adoptivo falleció. “Ellos me dijeron siempre que en Chile nadie me quería y que mi familia estaba muerta, pero aún así, siempre los busqué”, comentó la joven, agregando que “tengo pocos recuerdos de Chile, pero sí tengo muy presente que nunca me quise alejar del país”.

Comentarios