Necesidad de erradicar a los vendedores ambulantes del centro de nuestras ciudades

Publicado el at 12:50 pm
1106 0

Roberto Silva Bijit

Desde hace ya muchos años que las principales arterias comerciales de nuestras ciudades se encuentran plagadas de vendedores ambulantes, ya sea instalados con puestos de mala presentación, como por vendedores de mantel, que cada vez que viene la policía recogen su mercadería en el género sobre el cual la exponen, y parten, para volver minutos después al mismo lugar.

Especialmente ahora, en tiempos de Navidad, la oferta callejera crece para aprovechar que hay más gente en las calles, estableciendo una desleal competencia con el comercio legalmente establecido.

Desde hace muchos años que se vienen anunciando soluciones para este problema, pero finalmente todo queda en nada. Se trata, como es lógico, de un traslado hasta otro lugar, donde se puedan instalar con mayor comodidad y con permisos legales. La idea es que salgan del centro los ambulantes para desplegarse por la comuna, al interior de ferias navideñas o ferias de temporada, según sea la época del año.

Mirado desde el punto de vista de consumidor, los productos que se venden en la calle no pueden ser reclamados por mal estado o pedir un cambio, en tanto que los comerciantes establecidos, que pagan patentes municipales, que tienen diversos controles municipales, de Sanidad, Impuestos Internos, Derechos de Autor, además dan trabajo, pagan derechos por publicidad, entregan iluminación y el atractivo de sus vitrinas.

Prestan un servicio a la gente con la venta de sus mercaderías, que hacen con boleta, pagando impuestos y ofreciendo una garantía a los compradores, que pueden volver a su local y encontrarlos.

Muchas veces los municipios se confunden y creen que por defender un par de votos, no deben tomar decisiones que podrían causarles algún tipo de complicación. En verdad, con el tiempo, esos alcaldes y concejales se darán cuenta que la opinión pública entiende que ellos debieran tener como misión cuidar a los habitantes para que puedan comprar en un comercio seguro.

A su vez los alcaldes y concejales debieran respaldar a los que invierten en la ciudad, a los que son propietarios o arriendan un local comercial para entregar un servicio a la comunidad, porque además son ellos los mismos que todos los meses aportan con sus impuestos al municipio y al Fisco.

En muchas de nuestras ciudades hay terrenos de bienes nacionales que se podrían ocupar para construir ferias más estables, con puestos para generar espacios dignos para vendedores ambulantes, lo que podría significar además una mayor diversificación en las ofertas.

Creemos que hace mucho rato que se viene pidiendo la erradicación de los vendedores ambulantes del centro, así como la promoción de todos los espacios que conforman el centro histórico, comercial, cultural y social de nuestras ciudades. Es indispensable no abandonar el centro de cada comuna, porque se trata de lugares fundacionales, que guardan la memoria colectiva de una comunidad.

Ya estamos próximos a las celebraciones de Navidad y el comercio vive momentos de recuperación después de una larga crisis por el cierre obligado de sus establecimientos. Es hora de ayudar a los que se quedan todo el año prestando un servicio a la comunidad.

Comentarios