MI BUENA NOTICIA: “Mi música les da paz a las personas”

El diseñador gráfico Franco Capone interpreta el handpan, un instrumento cuya principal característica es su particular afinación

QUILLOTA.- Franco Capone Carreño tiene 28 años y hace 20 llegó a Chile con sus padres, pues él nació en Canadá. Aquí terminó su enseñanza media en el Colegio La Ssalle y después estudió Diseño en la Universidad de Valparaíso. Actualmente trabaja free lance en su profesión y también incursiona en fotografía y comunicación multimedia.

Sin embargo, hace algún tiempo un descubrimiento vino a transformar su mundo, cudando un día un amigo le habló del Hanpan, un nuevo instrumento, creado en Suiza en 1999.

Intrigado, Franco averiguó todo lo que pudo de este instrumento. “Es la fusión de dos instrumentos, del steel drum de Trinidad y Tobago y de un instrumento de percusión de la India. Su sonido recuerda a la marimba o la kalimba y su apariencia es como la caparazón de una tortuga”, explica.

Alucinado por su sonido Franco quiso adquirir uno, pero jamás imaginó lo difícil que sería esa misión. “Acá en Chile era como encontrar una aguja en un pajar, y construir uno era complejo. Al final conseguí uno que tenía el mismo sonido suizo original, me costó un millón 800 mil pesos, pero quedé satisfecho”.

El secreto de su sonido -explica Franco- es su afinación, llamada A = 432Hz, conocida como la “A” de Verdi, que es una afinación alternativa matemáticamente consistente con el universo. Según los entendidos, esta afinación transmite energía curativa beneficiosa, ya que es un tono puro de matemáticas fundamentales para la naturaleza.

Como se trata de un instrumento de percusión libre, Franco no demoró mucho en aprender a dominar todos sus sonidos y matices armónicos, que actualmente está dando a conocer en las calles de Quillota. “Como mi trabajo es free lance, entonces aproveché el instrumento. Ha sido una buena experiencia, la gente se interesa, muchos me dicen que la música los relaja y varios profes de música también han quedado maravillados”, cuenta este joven.

Actualmente Franco está abocado a dar a conocer este instrumento en Quillota y otras comunas aledañas donde ha sido invitado a tocar. “El instrumento está afinado en 432, que se usaba en tiempos antiguos para componer música. Con esta afinación se busca despertar emociones, es una vibración más espiritual que llama a la relajación y se usa en terapias complementarias. Yo quiero que la gente lo conozca y se relaje, eso me ha pasado y es gratificante escuchar que mi música les da paz a las personas”, concluye.

 

 

Comentarios

Relacionados