Mermelada de tomate de Quillota contará con etiquetado nutricional

Publicado el at 8:28 pm
223 0

Micro y pequeños productores de alimentos, tienen plazo hasta el 30 de junio próximo para cumplir con esta regulación

QUILLOTA.- Hace más de 30 años que la agricultora usuaria del Programa de Desarrollo Local (Prodesal) de Quillota, María Gloria Santibáñez Rodenas, produce mermeladas en su predio de El Boco. Con su emprendimiento “Mermeladas la Tía Gloria” ha logrado conquistar el paladar de su fiel clientela.

Las más apetecidas, cuenta, son las mermeladas de higo, mora, kiwi y el tradicional dulce de membrillo. Pero, lo que por ahora la tiene más feliz es el haberse adjudicado un proyecto que le permitirá contar con el etiquetado nutricional de uno de los productos estrella de esta emprendedora quillotana: la mermelada de tomate.

“Yo produzco más de 8 variedades de mermeladas. Tengo frutales en mi predio como el durazno, damasco, mora, membrillo, ciruelas y physalis, y el resto de las frutas que necesite se las compro a otros usuarios del Prodesal. Tengo resolución sanitaria hace poco y ahora este beneficio que me pone muy contenta. Me van a analizar la mermelada de tomate y en un mes tendré el análisis nutricional y los sellos negros que exige la ley. Esto es un paso más en mi emprendimiento”, confesó orgullosa.

Indap Valparaíso postuló a principios de este año a fondos concursables de la Universidad de Santiago de Chile, USACh, a través del fondo VIME (Vicerrectoría de vinculación con el medio), con un proyecto para realizar gratuitamente cinco etiquetados nutricionales a usuarios, productores de alimentos procesados, en este caso, mermeladas. Los seleccionados pertenecen a las comunas de Algarrobo, El Quisco y Quillota, a los que se les realizará el análisis nutricional de uno de sus productos además de recibir una capacitación en etiquetado nutricional actividad que se realizará próximamente en Algarrobo.

INFORMACIÓN NUTRICIONAL Y SELLOS NEGROS

“Les explicaron en qué consistía el proyecto y les retiraron sus muestras. En la próxima reunión se les va a entregar el resultado de la muestra que será procesada en laboratorio. Se les debe medir el sodio, hidratos de carbono, grasas, calorías y proteínas. La información nutricional y los sellos negros se les entregarán en la próxima reunión”, explicó Lourdes Soto, profesional de fomento de Indap.

Cabe destacar que por ley, se exigirá el etiquetado nutricional obligatorio a todos los micro y pequeños productores de alimentos, los que tienen plazo hasta el 30 de junio próximo para cumplir con esta regulación. Esta Ley y su reglamento, comenzaron a regir el 27 de junio del 2016 para las medianas y grandes empresas.

Al respecto, el director regional de Indap, Fernando Torregrosa sostuvo que “un dato importante a considerar es que realizar el etiquetado nutricional de un producto de este tipo tiene un valor aproximado de casi 200 mil pesos, por lo que la adjudicación de este proyecto cobra especial relevancia para nuestros usuarios”.

Durante el año pasado 44 agricultores de la región recibieron la certificación nutricional de sus productos gracias a la alianza entre Indap y la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso (PUCV), a través del Programa de Asesorías Especializadas de Indap, que permitió financiar el proyecto junto con el cofinanciamiento de los usuarios.

Comentarios