La verdadera historia tras las palabras del senador Chahuán

Publicado el at 11:06 am
429 0

Ahora que parece que ya pasó la “Tormenta Chahuán” y el cielo se ve más despejado, vale la pena hacer algunas reflexiones para entender la forma en que ocurren las cosas en nuestro pequeño mundo político.

En una reunión regional de militantes de Renovación Nacional, el senador Francisco Chahuán, sintiéndose equivocadamente en confianza, afirmó con la pasión que lo caracteriza, cuatro temas importantes, dos de forma y dos de fondo.

opinion de funador del diario el observador
Roberto Silva – Fundador de “El Observador”

Los dos de fondo: 1) que el gobierno todavía no termina de instalarse y que ya han pasado cien días y todavía no se nombran los directores regionales y los equipos que acompañan a las seremis, “siendo urgente articular los cuadros regionales para ejecutar el programa de gobierno que prometimos cumplir en las últimas elecciones presidenciales y parlamentarias”; 2) aseguró que “no hay capacidad técnica del gobierno para sacar proyectos de ley adelante”.

Los dos de forma: 1) dijo que “el problema más profundo es que el Presidente no entiende lo que es un problema”; 2) dijo que había que sacar a patadas del gobierno a la Ministra de Cultura.

Cuando un traidor a Chahuán filtró los dichos del senador, creyendo que le causaría un gran daño, lo único que importó fueron sus desafortunadas palabras sobre el Presidente y la Ministra. Lo demás, que era lo importante, la autocrítica indispensable para gobernar, no fue considerada para el escándalo.

Chahuán pidió disculpas a la Ministra por lo de las “patadas” y al Presidente por lo de no entender un “problema”. Pero inmediatamente reaccionó y lejos de arrepentirse de los temas de fondo los puso en medio de la discusión pública, ratificando la lentitud en la instalación del gobierno y la sequía legislativa del Ejecutivo.

El mundo político inmediatamente apoyó al senador. El presidente de RN aseguró que la diversidad le hace bien a la coalición y precisó que “este no puede ser solo el segundo gobierno de Piñera; tiene que ser el primer gobierno de Chile Vamos”. También surgió una reunión entre el comité político de Chile Vamos y los ministros en La Moneda para discutir el tema, con lo que le dieron la razón al senador. Piñera se vio obligado a decir que tiene problemas legales para agilizar la instalación del gobierno, donde todavía hay mucha gente nombrada por la Presidenta Bachelet. La presidenta de la Cámara de Diputados, del PS, ratifica que “se ha sentido una falta de proyectos. Claramente hemos tenido menos agenda”, palabras que confirman la sequía legislativa del gobierno, que también denunció un senador de la DC.

Otro tema para analizar es que Francisco Chahuán fue precandidato a Presidente de la República y que fue el senador más votado en la elección del 2017, razón por la cual apenas vieron que la forma de sus palabras fueron un tropiezo, salieron a descalificarlo sin contemplaciones.

Presidente Piñera: “Más allá del ruido y las pequeñeces”, el gobierno tiene un “norte claro”. Hay que dejar atrás las “rencillas” pero la falta de instalación sigue penando en regiones. Hay mucha gente sin nombrar, tres subsecretarios y 30 seremis renunciados. Chadwick: “No nos vamos a detener en apreciaciones que a veces responden a situaciones de carácter más personal”, para no responder sobre la falta de proyectos de ley y la instalación. Felipe Kast, competencia presidencial, dijo que la crítica de Chahuán era porque “buscaba poner a sus amigos u operadores políticos”.

Después de eso vinieron una serie de ataques directos. Dijeron que Chahuán estaba enojado porque no le nombraron a su amigo Jaime Perry como Intendente. Que criticó como una estrategia para actuar como Manuel José Ossandón en la carrera presidencial y darse a conocer a nivel nacional. También le dijeron que hacía todo esto para ser presidente de RN.

Finalmente, la ministra de Cultura, Alejandra Pérez, quedó muy herida con Chahuán y aunque dijo que había aceptado sus disculpas, deslizó una acusación que ella sabe muy bien que es falsa, atreviéndose a decir “efectivamente, yo le pedí la renuncia al hijo del primo del senador Chahuán, pero creo que eso no justifica la falta de respeto y las críticas a la gestión de gobierno”. Ella sabe que el abogado Munir Chahuán ingresó al servicio público en abril del 2016, que tiene ideas políticas contrarias a las de su tío y su llegada al gobierno de Bachelet fue por concurso. Ella le pidió la renuncia en abril y nada tiene que ver con la real falta de instalación del gobierno y con la real sequía legislativa del gobierno.

La “Tormenta Chahuán” pasó dejando heridos y apurando la instalación del gobierno, que sigue demorándose mucho en nombrar a su gente.

Comentarios

Otras Noticias

Educar con amor

Publicado por - 25/04/2018 0
Amo con todo el corazón a mi sobrina. Aplaudo cada ocurrencia que tiene, el uso de su vocabulario que crece…