La sensación de inseguridad

De un tiempo a esta parte, todos los lunes, las autoridades de la Gobernación Provincial de San Felipe y Carabineros se reúnen para revisar los hechos policiales que se producen el fin de semana y, de esa forma, analizar las acciones que pudieran tomarse con el objetivo de revertir los problemas de seguridad.

En las comunas de Llay Llay y Catemu se han hecho rondas, con el propósito de bajar los índices delictuales.

Daniel Alarcón
Periodista

En Catemu, por ejemplo, la Unión Comunal de Juntas de Vecinos 2 ha planteado estos problemas, exponiendo los reiterados robos ocurridos en la Villa El Sol. Tras ello, hace más de dos meses las autoridades mencionadas asistieron a una reunión para escuchar a los vecinos y se decidió implementar rondas preventivas, lo que permitió -según los vecinos- bajar el número de denuncias.

Los integrantes de la UNCO 2 de Catemu señalaron a nuestro medio que la solución está en aumentar la dotación de efectivos policiales en la comuna; un tema que se ha pedido en varias partes del país. La lógica de la petición es que la población también se ha incrementado y, junto con ella, han aumentado los problemas.

Otra de las cosas que también se solicitó fue mejorar la iluminación de ese sector y del resto de Catemu. Este es un hecho que no es menor, pues con ello permitirá crear una mayor sensación de seguridad.

Aquí, lo importante es que este grupo de vecinos puso el tema en el tapete, haciéndolo visible a las autoridades, las que pueden tomar apuntes y hacer las correcciones necesarias.

En definitiva, las propuestas de los vecinos son plausibles y creo que son muy abordables, en el sentido de ser concretadas. Eso sí, no se debe dejar pasar mucho tiempo.

El dotar de más efectivos a la policía uniformada en la comuna y mejorar las luminarias en las poblaciones es muy necesario para mejorar la sensación de seguridad.

Asimismo, el denunciar los delitos también es fundamental, porque con eso se puede sopesar con cifras en la mano cuáles son los problemas de delincuencia que aquejan a determinado sector. Con esos datos, también se podría justificar un aumento de dotación policial.

Muchas veces los vecinos no denuncian por temor y esto mayoritariamente ocurre para evitar represalias, cuando la víctima y victimario se conocen.

Pero ahora hay varias formas de denunciar. Una de ellas es la vía anónima, que puede ser muy efectiva para que las policías puedan actuar, ya sea para investigar como para prevenir, sin poner en peligro o dejar al descubierto a quien entrega esta información que, en definitiva, es muy valiosa para prevenir y terminar con la acción delictual.

Comentarios

Relacionados