sanfelipeño provee la chicha de la parada militar

La historia del sanfelipeño que fue elegido por sexta vez para proveer la chicha en la Parada Militar

En los años 40 su padre comenzó a fabricar chicha en pequeñas cantidades, y ahora él es el proveedor oficial de la Parada Militar del Parque O’Higgins

SAN FELIPE.- José Toro es  uno de los más grandes productores de chicha a nivel nacional, tanto así, que fue elegido por sexta vez como el proveedor oficial en la Parada Militar, que se realizará este 19 de septiembre en el Parque O`Higgins, donde las autoridades más importantes de la nación degustarán el brebaje hecho por este sanfelipeño.

Pero la historia de su éxito se remonta hace tiempo atrás, en los años 40, cuando su padre -del mismo nombre- comenzó a fabricar chicha en sector El Almendral en San Felipe. “Mi padre comenzó de a poco, con pequeñas cantidades y luego fue creciendo hasta llegar a ser un gran productor de chicha”, comenta José Toro.

El productor sanfelipeño cuenta que decidió seguir esta tradición, la que ha ido profesionalizando, junto con el apoyo de  su esposa e hijos en el negocio familiar. “Yo acá junto con mi familia tratamos de proyectar sinceridad, honestidad y que la producción sea de la mejor calidad posible y que la gente se sienta cómoda con el trabajo que hacemos”, señala.

Entre algunas cosas que lamenta, está la pérdida de las tradiciones por parte de los jóvenes, quienes -a su juicio- “son expertos en preparaciones de whisky, tequila y vodka. Se conocen todas las cervezas importadas, pero cuando les preguntas por la chicha, el enginda`o, chacolo, etcétera, no tienen idea“, manifestó.

Ahora, todo su trabajo tiene sus merecidos frutos, y es que por sexto año consecutivo este productor sanfelipeño fue elegido como el proveedor oficial de la chicha de la Parada Militar, noticia entregada por el presidente del Club de Huasos y Rodeo Chilena “Gil Letelier”, Juan González, en su propia casa del sector El Almendral.

“La chicha es un brebaje sano, por lo menos no es de los que invoca a Guajardo, yo nunca lo he vivido así. Además es parte de nuestras tradiciones y prácticamente es un trago típico, que ojala nunca en el tiempo se pierda este oficio, profesión o trabajo de ser un maestro chichero”, opina José Toro.

Para más detalles de la historia de este productor sanfelipeño, revise la edición impresa del Diario El Observador de Aconcagua.

 

 

Comentarios

Relacionados