La historia de cómo me transformé en el secretario de Bernardo O´Higgins

Publicado el at 5:49 pm
1539 0

Roberto Silva Bijit

Hace un tiempo atrás, participé en un concurso sobre la vida de Bernardo O´Higgins Riquelme, al que convocaba la Organización de Estados Americanos. Tenía 29 años y hacía clases en el Instituto de Historia de la Universidad Católica de Valparaíso. Decidí hacer un trabajo de investigación para el concurso.

En verdad, había leído mucho sobre O´Higgins y siempre consideré que fue uno de los fundadores de nuestra república, pero que renunció al cargo por presiones de diferentes grupos de poder, lo arrestaron y lo mandaron en un vapor a Lima, donde estuvo los últimos 19 años de su vida.

Lo que me quedó claro, es que nunca pudo defenderse ante el juicio de sus contemporáneos, especialmente de sus enemigos políticos y también de los que estaban gobernando. Todos hicieron fuerza para que se viera obligado a quedarse en Perú, porque consideraban que su regreso podría producir inestabilidad.

Pensando lo mismo, O´Higgins se puso en Lima a ordenar su documentación, especialmente sus cientos de cartas enviadas en distintos momentos de su vida. Quería escribir unas memorias para entregar su propio testimonio frente a los diversos sucesos que le tocó vivir. Tanto es así, que hasta contrató a un secretario, John Thomas, un inglés que comenzó a colaborar en la tarea que se habían impuesto. Lamentablemente para O´Higgins y benditamente para Thomas, una bella peruana se cruzó en su camino y dejó todo abandonado por seguirla. O´Higgins siguió avanzando, pero su estado de salud no le permitió concluir con su propuesta.

Como yo conocía esta situación, decidí transformarme en el nuevo secretario de O´Higgins, para lo cual revisé cuidadosamente los 33 volúmenes del “Archivo de don Bernardo O´Higgins” y fui haciendo fichas con los temas más destacados. Cuando terminé la revisión, tenía 620 temas importantes escritos de puño y letra de O´Higgins, ordenados cronológicamente y por temas. Es decir, tenía sus verdaderas memorias, muy similares a las que no pudo terminar en su casa de Lima.

Hoy se celebra el natalicio del Padre de la Patria, ocurrido en Chillán el 20 de agosto de 1778, es decir, hace 241 años. Llama la atención que todavía -me refiero a la semana pasada, en el programa “Mentiras Verdaderas” de La Red- todavía se digan falsedades sobre su persona, se lo calumnie gratuitamente y se tergiverse la verdad histórica. Hace unos meses un libro lo culpa del asesinato de Manuel Rodríguez. El año pasado lanzaron un libro para distorsionar su obra como gobernante y disminuir el noble gesto de renunciar al poder, que fue mucho más generoso que las actitudes de Balmaceda y Allende, enfrentados a una guerra entre hermanos.

Por eso siento que está muy vigente su pensamiento y decidí, con la ayuda de la Municipalidad de La Cruz, la Municipalidad de Chillán y la Intendencia de Ñuble, publicar el libro “Memorias de O´Higgins”, para que sea su propia voz la que salga a defender su obra y sus acciones cívicas y militares. Ya era hora que Bernardo O´Higgins pudiera explicar su posición ante la historia.

El libro saldrá durante el mes de septiembre, tiene 430 páginas y los lectores podrán entrar en un interesante diálogo con el principal prócer de nuestra Independencia y el primer forjador de la nación.

Me gustó mucho ser secretario de O´Higgins, ordenar su documentación y presentarla ante Chile, convencido que le estoy restituyendo la dignidad a un gran patriota.

Comentarios