tasa de interés, crédito hipotecario

“La baja tasa de interés ayudará a renegociar algunos créditos hipotecarios”

Este experto en inversiones inmobiliarias cuenta cuándo se debe pedir un crédito hipotecario o renegociar la deuda, aprovechando la baja en la Tasa de Interés decretada por el Banco Central

Felipe Yaluff Portilla es músico compositor e intérprete de formación, pero pasó al mundo del corretaje de propiedades debido a la venta de un departamento familiar por encargo, descubriendo que tenía talento para el negocio inmobiliario.

Actualmente, es CEO en FYP Inversiones, realiza charlas de actualidad, capacitaciones para empresas y trabaja como broker de activos inmobiliarios con reconocidas personalidades del rubro inmobiliario Visitó Quillota para dictar seminarios, cuando lanzó su libro “Los secretos de la inversión inmobiliaria”, que en su tercera edición incluye un segundo título denominado “El IVA ha llegado para quedarse”.

Este experto habla con El Observador sobre el efecto de las baja en la tasa de Interés decidida por el Banco Central y su efecto en los créditos hipotecarios.

inversión inmobiliarias, casas a la venta
Felipe Yaluff, autor del libro “El secreto de la inversión inmobiliaria”

– Considerando que la última baja de la tasa de interés realizada por el Banco Central hace que actualmente sea la menor en 13 años ¿Es conveniente pedir un crédito hipotecario?

“Efectivamente las tasas están muy bajas, lo que hace propicio el momento para pedir un nuevo hipotecario, o bien, refinanciar los créditos que actualmente tenga, con el fin de bajar el valor mensual del dividendo, o de acortar el número de años de la deuda”.

 

– ¿Qué hay que considerar al momento de querer hacerlo?

“Se debe ir a cotizar en distintas entidades financieras con el fin de obtener la mejor oferta, ya que no todos los bancos aplican las mismas políticas en sus tasas, por ende, es necesario siempre comparar las distintas ofertas de los CAE, y quedarse con la mejor. La tasa de interés es una parte del hipotecario, pero a ésta se le deben sumar los seguros, por ende lo que debe fijarse es en el CAE final, no solo en la tasa”.

 

– En el caso de que alguna persona ya tenga un crédito hipotecario ¿Es recomendable que renegocie su deuda?

“Todo dependerá de la antigüedad que tenga la deuda, número de años que ya lleva pagados y la realidad financiera de cada persona. Con lo último me refiero a si le esta yendo mejor, peor o igual que antes, ya que en base a eso puede tomar la decisión de refinanciar o no su deuda.

 

Cada persona debe estar consiente de su realidad financiera y tomar decisiones inteligentemente, que se ajusten a su momento particular, no la del amigo, ni del vecino.

 

– ¿En qué casos no lo es y resulta mas conveniente mantener la deuda actual?

“Hay que considerar lo siguiente:

1- Casos en los que no conviene:

Si el crédito es antiguo y ya ha pagado la mayoría de su deuda, lo mejor es mantenerse y terminarlo, ya que al contraer un nuevo hipotecario, se deben pagar nuevamente los gastos asociados al mismo, por ende puede que sea más conveniente mantenerse tal y como esta.

Casos que sí conviene:

Si el crédito es reciente, en otras palabras, le quedan más de 15 años por pagar, lo más conveniente es que lo renegocie y disminuya su dividendo mensual, en caso que quiera liberar recursos”.

En caso de que le este yendo mejor financieramente, esté ganando más en su negocio y cuente con un flujo mensual mayor, es buena opción refinanciar su hipotecario, y quizás reducir el número de años que le quedan y a una tasa menor.

Consejo:

Se debe considerar que aunque hoy existan políticas monetarias que fomenten la deuda, seguimos viviendo un momento de ‘vacas flacas’ en cuanto a nuestra situación económica, por ende, contraer una deuda en este momento se debe hacer cuando realmente contemos con una situación financiera sólida para poder pagarla.

No debemos pensar que endeudarse es algo fácil, o que porque bajen las tasas ‘debemos comprar justo ahora’. Cada persona debe estar consiente de su realidad financiera y tomar decisiones inteligentemente, que se ajusten a su momento particular, no la del amigo, ni del vecino, que a veces por querer estar igual, cometemos errores a largo plazo, que después debemos llevar en la espalda”.

 

VER ADEMÁS

Aún hay proyectos de casas sin IVA en La Cruz

 

Conoce 4 claves para conseguir tu soñado crédito hipotecario

 

Estudio muestra cómo es la calidad de vida en nuestras ciudades

Comentarios

Relacionados