Gendarme de Quillota denunció que lo amenazaron con torturar y secuestrar a su familia

Publicado el at 7:25 pm
615 0

Esto sería en medio de una supuesta disputa por el “control” de la cárcel entre reclusos quillotanos y santiaguinos

QUILLOTA.- Un verdadero drama vive un grupo de gendarmes que forma parte de la dotación encargada de la seguridad en la cárcel de Quillota, quienes denunciaron graves amenazas en su contra, tanto para ellos como para sus familiares. Si bien los funcionarios tienen claro que su trabajo es complejo y que están bajo constante presión, muchas veces al llegar a sus hogares y sacarse el uniforme ese mundo se olvida.

Pero hoy, tres gendarmes han denunciado hostigamientos que alcanzan a sus seres queridos, todo por lo que sería una disputa de poder al interior del CDP, entre internos de Quillota y Santiago. “El Observador” conversó en exclusiva con uno de los funcionarios amenazados, cuya identidad por razones de seguridad se mantendrá en reserva.

En su relato, manifestó que hace dos semanas se levantó para ir a su trabajo. Al tomar su celular se percató que, a la una de la madrugada, le habían enviado un WhatsApp con fotografías de su pareja, hijos e incluso la dirección de sus padres, alertándole que conocían toda su vida.

“En el mensaje me decían que me mantuviera a raya o sufriría consecuencias con mis otros colegas, como secuestros y tortura. Yo de inmediato le envíe todo a mi jefe directo y, al llegar a la unidad, entregué el material para que se iniciara el proceso de investigación y la correspondiente denuncia a la Fiscalía”, contó el gendarme.

Esto fue confirmado por el fiscal César Astudillo, quien manifestó que “a través de redes sociales recibieron amenazas que los vinculan a ellos y sus familias, las cuales están siendo investigadas por la PDI de Quillota. Adicionalmente, se relaciona esa investigación con otra, que afectó a un funcionario en particular, donde hubo disparos hacia domicilio, y una tercera investigación por amenazas efectuadas al alcaide del complejo penitenciario”, dijo el persecutor.

RIÑAS POR PODER

Según contó el afectado, dos de sus compañeros fueron acusados en Facebook de ser vendedores de droga y de ingresar artículos prohibidos a la cárcel. A su vez, también habrían recibido amenazas sus familiares, al parecer todo con la finalidad de estar controlados por los internos que buscan tener “poder”.

“Antes que me llegara este mensaje, el viernes anterior, hubo una riña en la unidad penal entre quillotanos y santiaguinos. Desconocemos el origen, pero pensamos que es por poder”, manifestó el gendarme, quien añadió que creen que los autores de estas amenazas son quillotanos, con el fin de “ponerlos de su lado”.

Aunque este funcionario explicó a sus familiares lo ocurrido, continúa trabajando a la espera de una atención con un psicólogo, la que solicitó de manera particular debido al estrés que ha pasado en los últimos días. En tanto, los otros dos funcionarios fueron trasladados a otras unidades de la zona para evitar conflictos.

“En el trabajo uno siente miedo, pero sabe cómo canalizarlo, ya que es normal recibir amenazas a la cara. Pero nuestra familia no tiene por qué verse involucrada, por eso es necesario tomar otras precauciones. Para nosotros el tema no es mover funcionarios, es mover internos”, añadió.

MÁS PERSONAL PARA EL CDP

Según manifestó Pedro López, presidente provincial de la Anfup, existen alrededor de 30 funcionarios que trabajan en trato directo con la población penal y cerca de 15 en la vigilancia del exterior, por lo que el CDP se encuentra al debe en lo que respecta al tema de seguridad.

“Nosotros vivimos bajo amenaza, pero es la primera vez que sucede de esta forma. Sabemos que esto pasa al interior, pero cuando sucede al exterior es preocupante. Basado en este tuvimos una manifestación y le pedimos al director regional que nos cooperaran con más funcionarios para el ingreso de visitas”, explicó López.

Sobre este conflicto, desde Gendarmería Regional explicaron que se presentó una querella contra quienes resulten responsables y que se ha prestado ayuda con un dupla psicosocial a los dos funcionarios que fueron trasladados de unidad.

A su vez, se están desarrollando las investigaciones correspondientes, ya que según explicaron los propios funcionarios, además de estas amenazas, otro gendarme, hace algunos días, habría recibido unos disparos contra su vehículo, por otro conflicto que no se relaciona con lo anterior.

Comentarios