[FOTOS] Casa del profe Nibaldo Villegas se ha vuelto un lugar de peregrinación

Publicado el at 16/05/2019
399 0

Emotivos recuerdos, peticiones y gratitudes llegan a diario hasta la animita levantada en Yacolén 860 

VILLA ALEMANA.– Durante los nueve meses que transcurrieron desde la desaparición del profesor Nibaldo Villegas, la noche del 10 de agosto de 2018 hasta el descubrimiento de su torso flotando en la Bahía de Valparaíso, la detención de su ex mujer y el amante de ésta y el largo proceso judicial para llegar a la condena de cadena perpetua para ambos este jueveslos homenajes al querido y respetado docente han inundado las redes sociales y también la que fue su última morada, en el sector Peñablanca de Villa Alemana.

Entre los homenajes destacan un emotivo video en Youtube que un seguidor del caso publicó luego de conocerse el fallo del pasado miércoles  y el sentido reconocimiento del colegio de adultos CEIA de Quilpué,  que bautizó la sala de computación como “Laboratorio de Enlaces Nibaldo Villegas Gutiérrez” en honor al querido docente que trabajó en el lugar.

 

LUGAR DE PEREGRINACIÓN

Pero, sin lugar a dudas, la casa donde vivía Nibaldo Villegas, en calle Yacolén 860 del sector Peñablanca, es lejos el lugar donde se ha levantado un verdadero “altar” en honor al recordado docente.

Ahí, a diario llegan personas a encender velas y constantemente se ve adornada con flores, globos y carteles pidiendo en su momento justicia, apoyando a la familia y exigiendo ahora una Ley Nibaldo, proyecto presentado en el congreso que busca endurecer penas de cárcel para quienes mutilen el cuerpo de una persona que ha fallecido en un crimen.

La animita que se erige en el frontis de la casa que el mismo profesor construyó con sus manos y donde fue asesinado, da cuenta del ambiente de recogimiento que se vive en el lugar, donde vecinos cuentan que se percibe un ambiente  de espiritualidad y  donde  incluso han llegado personas a pedir favores al alma del profesor.

Desde que comenzó el juicio llega gente todos los días a dejar flores, plantas, velitas. Ha llegado gente con peticiones, con plantas, incluso hace dos días alguien trajo con ropita y zapatitos de guagua y los dejó en la reja. El viernes 10 de mayo estuvimos con los vecinos en una velatón, donde habló la familia del profesor y  se cantaron las canciones de Los Prisioneros que a él le gustaban”, comentó a “El Observador”  Yadira Casanova (26) quien hace cuatro años vive en la misma cuadra donde residía Nibaldo Villegas, que relató un cuadro que se repitió por varios meses en las noches desde que desapareció el profesor.

“Los perros que tenía el vecino Nibaldo desde que desapareció ladraban en la noche, siempre a una misma hora, y los seguían todos los perros del pasaje… eso era extraño y pasaba casi todas las noches, hasta que la familia se los llevaron. Muchas veces nos preguntamos por qué nadie se dio cuenta de lo que pasó, cómo no escuchamos nada, si  acá es tan tranquilo. Ahora es diferente, sigue tranquilo el sector, pero se siente algo como espiritual y hay mas unidad en el vecindario, los vecinos nos saludamos y nos cuidamos”, puntualizó la vecina.

Comentarios