Familia de Parrasía damnificada por incendio forestal pide ayuda para volver a empezar

Publicado el at 17/02/2020
719 0

Las llamas destruyeron una casa, establos, corrales y cobraron la vida de cientos de animales

SAN FELIPE.- La tarde del pasado lunes, a eso de las 14:30 horas, Claudia Pérez León fue alertada por -al principio- un pequeño foco de llamas en un sector de su parcela, ubicada en Parrasía, en San Felipe.

Fue su madre, María Angélica León González, dueña del terreno, y su hermano Eduardo León, quienes se encontraban en el lugar al momento que comenzaron a brotar las llamas en un sector de la parcela que era arrendado a una pareja de personas mayores.

“Mi hermano fue a ver y vio que se estaba quemando un poco de basura en un rincón. En cuestión de minutos nos vimos sacando a los animales, haciendo todo lo posible, porque el fuego se descontroló mucho”, cuenta Claudia, cuya familia mantiene hace tiempo esta parcela, donde se dedican a la ganadería, lechería y también le arriendan a otras personas para que cuiden su ganado allí.

Tal como explica Claudia, el viento no les jugó a favor, sino que todo lo contrario, avivando aún más las llamas y propagándolas sin control en su parcela, donde en ese momento se encontraban vacunos, cerdos, caballos, perros y gatos. Las llamas cobraron la vida de más de 100 animales, los que quedaron rodeados y aislados por el fuego.

“Murieron dos caballos, un pony está muy herido, tiene más del 40 por ciento de su cuerpo quemado. Teníamos alimento para los animales guardado para el invierno, habíamos hecho inversiones en eso y se nos quemó todo”, señala Claudia, quien también hace referencia a la falta de agua que afecta a esta zona de San Felipe, que significó que el incendio alcanzara una magnitud aún mayor.

La misma suerte corrieron cerca de 70 cerdos que no lograron sobrevivir al siniestro. Estos animales eran la fuente laboral de una de las personas que arrendaba parte del terreno, quien quedó sin poder trabajar.

NECESITAN AYUDA

Tras lo ocurrido, Claudia señala que fue muy poco lo que lograron rescatar. “Los establos y las herramientas quedaron en muy malas condiciones”, por lo que hizo un llamado a sus vecinos y a quien quiera cooperar a tener en cuenta que se necesitan guantes, mascarillas, grapas, clavos grandes, martillos y alambres para volver a reconstruir lo que destruyó este incendio forestal.

Además, hace hincapié en que “necesitamos comida, agua en bidones y baldes de pintura vacíos para darle agua a los animales”, principalmente.

Otra forma de ayudar a esta familia que sufrió la pérdida de su fuente de ingresos, es depositar o transferir a la cuenta Rut BancoEstado 19.786.707-8, a nombre de Claudia Pérez León, correo clauangelica4@gmail.com

Comentarios