Ex alumno del Mixto canta ópera y deja boquiabiertos a locatarios y clientes de la feria “Diego de Almagro”

Cada domingo, Kalvin Michels Salvatore muestra su talento de tenor en plena calle. “Mi mejor público es el adulto mayor”, reconoce

SAN FELIPE.- Cuando el reloj marca las 11 de la mañana en la feria “Diego de Almagro” de San Felipe, un joven alto y delgado llega puntual a instalarse con un parlante en medio de la calle por donde pasean caseros y caseras que hacen sus compras. Su nombre es Kalvin Michels Salvatore Muñoz, quien tiene solo 19 años y a diferencia de los comerciantes que venden frutas y verduras, él sólo está ahí para compartir su voz con los sanfelipeños.

El show de “Salvatore” –como le gusta que lo llamen cuando canta- no se trata de interpretar las canciones de moda, sino más bien de presentar una verdadera ópera en plena vía pública. Su mejor marca y una huella que “causa asombro e impresión en las personas”, reconoce él mismo.

Con “E lucevan le stelle-nessun dorma”, del compositor italiano Giacomo Puccini, este joven sanfelipeño amante de la ópera y oriundo de la Población Chorrillos, ha conquistado a más de un corazón de la tercera edad mientras canta. Y también ¿por qué no decirlo? a un público curioso de jóvenes que, tal como él mismo cuenta, paga muy bien por su talento. Si hasta ha llegado a hacerse 25 mil pesos en un día.

ÓPERA DE RIGOLETTO

Pero la pasión de Kalvin por la música y el canto no es reciente. De hecho, comenzó cuando solo tenía 9 años, edad en la que se dio cuenta que lo hacía bien y que perfeccionaría su talento.

En cuanto a su gusto por la ópera, que es un género de música teatral en la que los actores cantan sus líneas y son acompañados por instrumentos en vivo, cuenta que nació al escuchar el espectáculo “Los Tres Tenores”, de los cantantes de ópera Luciano Pavarotti, José Carreras y Plácido Domingo, a quienes admira profundamente.

Entre toda la música de este estilo que ha escuchado Kalvin, al igual que cualquier joven de su edad, él también tiene su tema favorito: “Parmi vedar de lacrime”, de la ópera de Rigoletto, en la que se cuenta un drama de pasión, engaño, amor filial y venganza, que tiene como protagonista a un bufón jorobado.

“Me centré en la opera porque las historias de las canciones son buenas, las voces de los cantantes eran heroicas y admiro a los tenores por su lírica. Me interesé y estudié para poder cantar mis obras favoritas”, asegura este talentoso ex alumno del Colegio Mixto.

ÓPERA A LA CALLE

El gusto por interpretar óperas en la calle y dejar de cantar entre cuatro paredes surgió cuando “Salvatore” advirtió que su voz causaba impresión en las personas, principalmente en los adultos mayores, pero también en los jóvenes.

“Sea como sea siempre les va a sorprender la ópera a las personas, pero muchas veces no conocen a artistas, no conocen tenores. Yo dije: ‘tendré que encargarme que las personas escuchen ópera’, y así surgió la idea de ir a cantar a la feria Diego de Almagro”, actividad que además realiza con su polola Javiera Pizarro.

“Cantar ópera es mi vida. Canto para poder ayudar en la casa y también para pagar mis estudios”, agrega.

Un joven sanfelipeño lleno de atrevimiento, talento y sueños. Porque sin dudarlo un segundo, Kalvin Salvatore Muñoz sabe que puede soñar en grande. No en vano aspira a convertirse en un gran tenor y cantar a la Ópera de Sidney o presentarse en el mismísimo Coliseo Romano.

 

Comentarios

Relacionados