6 consejos de un experto a la hora de comprar un departamento usado

Si tu alternativa para comprar una propiedad es un departamento usado, considera estos consejos:

TENDENCIAS.- Adquirir un departamento usado es una alternativa que muchos prefieren a la hora de buscar una propiedad; donde la tendencia es ir por espacios que brinden cercanía a los lugares donde se desarrolla la vida diaria, sea el trabajo, lugar de estudios, servicios o comercio.

Con una buena elección, un departamento usado puede llegar a ser un fantástico hogar; sin embargo, si no se tiene la experiencia y no se cuenta con la orientación adecuada, ésta elección podría llegar a ser un dolor de cabeza.

Es por esto que el director ejecutivo del Círculo de Corredores de Propiedades, Tomás Mena, entrega estos seis consejos para acertar en la compra:

  1. Los problemas más comunes en los departamentos son las filtraciones. Se debe revisar con detalle los cielos y el correcto funcionamiento de todos los artefactos, especialmente en cocina y baños. Cualquier mancha o cambio en la superficie puede ser un indicio de algún problema de este tipo.
  2. Otras fallas comunes tienen que ver con el desgaste y descuadre de los perfiles de ventanas y mal estado en las terminaciones. Además el deterioro de baldosas, porcelanatos, pintura de las paredes y pisos o alfombras se sumas a esta lista. Además hay que revisar el correcto funcionamiento de la calefacción, en caso de que la tenga.
  3. Sin duda el problema más grave tiene que ver con la estructura, alineamiento de muros, cielo y pisos. Si estos puntos se cuentan dentro del presupuesto, es recomendable asesorarse con un arquitecto o constructor para que pueda acompañar durante la visita.
  4. Un buen consejo es incluir dentro del contrato de compraventa o en la promesa, una resolución por posibles daños que se puedan encontrar en el departamento el nuevo propietario una vez está instalado en el lugar. En caso de que el inmueble no sea tan antiguo se usa la garantía legal de la constructora o contratista.
  5. También resulta útil asesorarse de un abogado para que revise minuciosamente los títulos de la propiedad.
  6. Finalmente es necesario revisar el estado de instalaciones y mantenciones de uso común del edificio como ascensores y bombas de agua.

“Trabajar con una corredora de propiedades seria, establecida, con oficinas comerciales y responsables legales, permite invertir en propiedades usadas de manera protegida”, explica Tomás Mena.

Comentarios

Relacionados