Esta es la historia de la profesora de Los Andes que quedó entre los 20 finalistas del Global Teacher Prize

Publicado el at 10:05 am
301 0

Pamela Sánchez hace clases de Lenguaje y Comunicación en el Liceo Politécnico América 

LOS ANDES.- Un tremendo orgullo en la comunidad educativa del Liceo Politécnico América ha causado la nominación de la profesora de Lenguaje y Comunicación Pamela Sánchez Montecinos, quien quedó seleccionada para las semifinales del certamen Global Teacher Prize, donde todos los años se destaca a los docentes más creativos e innovadores. 

En esta ocasión, la “profe Pame” -quien lleva 30 años trabajando en el liceo- quedó entre los 20 docentes seleccionados de un total de 9 mil 500 que postularon a nivel nacional. Si bien su participación se remonta al año pasado, cuando la fundación Educación 2020 la postuló y quedó entre los 50 profesores más destacados, este año jamás se imaginó que llegaría a la etapa final del concurso. 

“Fue una sorpresa enorme, me llené de emoción y alegría. Nunca me puse en ese escenario. Cuando postulé, yo puse mi verdad, lo que hago, lo que soy y dejé que las cosas fluyeran, que saliera lo que tuviera que salir. Postulé, seguí con mi trabajo y cuando me llamaron y me dieron la noticia, para mí fue sorprendente, me quedé un poco sin palabras y eso es difícil en mí”, cuenta esta querida docente, quien tiene la jefatura de los terceros medios. 

La particularidad que tiene el trabajo realizado por esta docente recae en una metodología que se imparte en el liceo, llamada “APP”, la cual se basa en el aprendizaje a partir de proyectos. Fue precisamente este aspecto el que llamó la atención del jurado del certamen Global Teacher Prize. 

“En mi caso, en Lenguaje, yo desafío a los alumnos a que me entreguen productos ante una pregunta innovadora, una pregunta desafiante, como ¿por qué nunca nos alcanza la plata? ¿Por qué continúan los conflictos Estado-Araucanía? ¿Cómo nos cambian las guerras? Ese tipo de preguntas”, explica la profesora Pamela. 

Sobre lo mismo, añade que “como profesora no entrego el contenido, no anoto en la pizarra páginas y páginas de un libro. No, yo desafío. Nosotros aspiramos al desarrollo de habilidades más que a la memorización de contenidos, esa es la innovación. El foco está en el alumno, él es el protagonista. Y estas preguntas son respondidas por el alumno de acuerdo a su entorno, a sus gustos y a sus necesidades, esa es la vinculación con la comunidad”. 

 PASIÓN POR LA DOCENCIA 

 La historia de esta profesora con la docencia comienza con su madre, María Eliana Montecinos Salinas, quien falleció en enero de este año y fue una destacada profesora normalista por más de 30 años en el mismo Liceo Politécnico América de Los Andes. 

“Yo conozco ese liceo desde los ocho años, es mi segundo hogar y no es chiste. Yo me empapé de todo lo que es la docencia y siempre supe que por ahí iba mi camino. Mi madre era una profesora muy dedicada, una mujer muy inteligente, muy fuerte y muy capaz, amaba ser profesora”, asegura Pamela, quien actualmente tiene 56 años. 

 ENSEÑANDO EN PANDEMIA 

 Consultada por “El Observador” sobre su experiencia enseñando en medio de la pandemia, Pamela Sánchez asegura que ha sido uno de los escenarios más complejos y difíciles que le ha tocado vivir en todos sus años como docente. 

“Nosotros estamos acostumbrados a trabajar en un aula, con los alumnos ahí, de manera presencial, donde tenemos contacto con ellos, donde les podemos guiar y decirles dónde está el error o cómo mejorar”, dice. 

Por lo mismo, “la pandemia ha dejado a chiquillos cuyos padres han perdido sus trabajos, imagínate entonces motivarlos a estudiar en un computador cuando dentro del hogar hay un clima que ya es complicado. Ha sido un panorama complejo para nosotros, también por la conectividad. No ha sido fácil”, reflexiona. 

 

Comentarios