Especialista en Desastres hizo dura evaluación del simulacro realizado este jueves en Valparaíso

Publicado el at 1:20 pm
209 0

 “Las zonas de encuentro y las vías de evacuación no son seguras”, explicó el ingeniero civil y académico de la UV, Mauricio Reyes

VIÑA DEL MAR.– Falta de señalización, la no detención del tránsito vehicular y la aglomeración en las zonas seguras y vías de evacuación fueron algunos de los problemas detectados en el simulacro de tsunami realizado en Valparaíso según Mauricio Reyes, académico de la Escuela de Ingeniería Civil Oceánica de la Universidad de Valparaíso, ingeniero civil y máster en Gestión de Desastres del Instituto de Investigación y Políticas Públicas de Tokio, Japón.

Reyes, quien estuvo junto a sus alumnos realizando diversas mediciones y registrando las vulnerabilidades del proceso, así como también analizando el comportamiento de las personas y la infraestructura disponible para evacuar, señaló que “las zonas de encuentro y las vías de evacuación no son seguras, por eso hay que entrenar a la gente”.

“Los lugares de encuentro y de trayecto son inseguros por la eventual caída de fachadas y cornisas. El concepto de evacuación es subir y seguir tratando de evacuar, pero las zonas seguras son estrechas y pueden ir cambiando con las réplicas o con incendios, lo cual podría obligar a movilizarse o cambiarse de lugar”, agrega.

En este sentido, el académico aclaró que “los puntos de encuentro en Valparaíso se convirtieron en cuellos de botellas, los cuales deberían ser el inicio de la zona de seguridad y desde ahí seguir subiendo. En la realidad va a ser una condición dinámica, porque pueden estar cayendo escombros, estar bloqueados o haber incendios, lo que complicaría la evacuación”.

Y aunque Reyes califica como positivo el ejercicio, en especial el mensaje que llegó a los celulares, añadió que “faltó mayor seriedad en las personas, muy poca gente evacuó con mochilas de emergencia, no estaban preparados para sobrevivir mucho rato, no llevaban agua, ni había material para atención, rescate, ni traslado de heridos, se generó bastante incertidumbre”.

“Es bueno que haya sido un simulacro, porque la situación real puede ser mucho más compleja, siempre se puede mejorar, las autoridades deberían recolectar información de los especialistas. Vamos a hacer el esfuerzo de concentrar la información para hacerla llegar a la autoridad”, agrega.

Según el profesor “los problemas de la evacuación están en el inicio del terremoto. Lo importante es salir de los edificios, ver cuánto se demoran y luego esperar que la ruta de evacuación no se haya bloqueado. La evacuación no termina al llegar al punto de encuentro, hay que seguir subiendo y distribuir a la gente por las calles”.

“El escenario real siempre puede ser peor, por eso el simulacro siempre puede mejorar y éste fue un buen ejercicio, pero la gente debe tomarlo con mayor seriedad, hay zonas donde no estamos evacuando bien y otras donde los tiempos de evacuación son muy altos”, explica.

Comentarios