Encapuchados armados huyeron con millonario botín tras asaltar servicentro

Publicado el at 5:00 pm
203 0

Se llevaron más de tres millones y medio de pesos equivalentes a la recaudación del fin de semana

LA CALERA.- Para muchos uno de los trabajos más peligrosos es el de dependiente de un servicentro, ya que los “bomberos” deben permanecer en la más absoluta soledad durante toda la noche y, lamentablemente, ya no es sorprendente que puedan ser víctimas de un robo. Sin embargo, pocos tienen el nivel de violencia del que se vivió el domingo último en el sector de Artificio, en la comuna de La Calera.

A eso de las 23 horas del domingo 25 de agosto todavía reinaba la tranquilidad en el servicentro “Shell”, ubicado en la intersección de las calles J.J Godoy y la Avenida Adrián en el sector de Artificio. Para algunos la jornada laboral había terminado, entre ellos el administrador del recinto, quien se preparaba para ir de regreso a casa junto a su familia.

Conversó con los bomberos que quedarían durante la noche y cargó en su automóvil el dinero de la recaudación de todo el fin de semana, monto cercano a los tres millones y medio de pesos. Nada parecía ir mal, pero al momento de subirse al vehículo para irse el lugar, de la nada aparecieron tres sujetos que parecían salidos de entre las sombras, vestidos completamente de negro y con un pasamontañas del mismo color que acentuaba su aspecto amenazador.

De inmediato, los hombres hicieron bajar al encargado y le arrebataron el bolso con el dinero, apuntándolo con pistolas y amenazándolo con un cuchillo. Ante esto, uno de los trabajadores del servicentro salió en defensa de su jefe, interponiéndose entre los asaltantes. Sin embargo, tratando de huir de los sujetos, cayó lastimándose una de sus rodillas. Por otra parte, el mismo jefe del servicentro en un intento de huida también cayó al suelo, fracturando una de sus muñecas.

Otro de los datos que pudieron entregar testigos del hecho fue que bajo los pasamontañas se escondía gente joven -uno de ellos de piel morena- quienes enfatizaban entre sus amenazas que no buscaban matar con el uso de los cuchillos, pero si infligir daño en caso de resistencia.

Luego de este encuentro los sujetos se esfumaron entre las sombras para desaparecer por la calle J.J.Godoy, sin dejar huellas. Eso sí, mientras los ladrones emprendían su huida, dejaron caer una de las pistolas que utilizaron para amenazar a los dependientes, la que terminó siendo un arma de fogueo.

 

Comentarios