El Once visto como invitado a un programa de la televisión

El Once visto como invitado a un programa de la televisión

opinion de funador del diario el observador
Roberto Silva – Fundador de “El Observador”

Cuando me senté en el sillón confortable de la maquilladora, ella casi sin saludar, como empujada por la rapidez de todo lo que ocurre en la tele, me empezó a pasar una especie de brocha por la cara y después un poco de crema. “Es para quitarle el brillo que se produce con los focos”, me dijo, y volvió a pasar la brocha por la frente, que se me ha ido agrandando.

Todo en la tele es un show. Cuando me invitaron a participar en el programa “Cultura Verdadera”, que conduce el periodista Juan José Lavín en La Red, sentí casi que iba a estar con el farandulero de Salfate, ese anunciador de terremotos y sus regias compañeras de cada noche.

Curiosamente era un programa cultural. Tanto es así, que duró una hora y media y se pudieron tratar diversos aspectos sobre el 11 de septiembre de 1973.

La idea del programa no era como ya se ha hecho costumbre, citar a un programa sobre el Once y hablar de la dictadura. O sea, hablar de todo lo que pasó después del Once, como si hubiéramos llegado por arte de magia a ese momento dramático y doloroso de la historia de Chile.

Todos los políticos fueron responsables del Once y eso es lo que les cuesta asumir. Han escrito libros para culpar a otros”

Esta vez pudimos hablar de los antecedentes previos y del día mismo, pudimos hacer recuerdos y aclarar algunos hechos ocurridos hace ya 44 años, escuchar la voz de Allende y de Aylwin, ver imágenes de ese día que cambió la vida del país.

Del panel de cuatro invitados, todos con libros publicados sobre el tema, quedó en claro que el golpe en Chile fue una cosa de chilenos, sin que la intervención extranjera -ni de Cuba ni de Estados Unidos- decidiera por nosotros. Allende llegó al poder con dos tercios de la población en contra. Así es muy difícil gobernar. Cuando la gente habla que la CIA hizo el golpe, la verdad esos gringos ni siquiera supieron que los uniformados iban a actuar el martes de esa semana de septiembre.

¿De dónde surge la idea de culpar a los extranjeros?

Muy fácil. Los responsables de la crisis fueron todos chilenos, fueron todos los políticos, de izquierda, centro y derecha que estaban gobernando y que de tanto pelear por el control del poder, terminaron haciendo a Chile ingobernable. Fueron elegidos para eso, para que las instituciones funcionaran, para que la democracia siguiera viva, para que las mayorías y las minorías fueran siempre respetadas.

Pudo más la ambición y la torpeza. Todos los políticos fueron responsables del Once y eso es lo que les cuesta asumir. Han escrito libros para culpar a otros, pero no para aportar a la verdad histórica de una situación tan compleja y grave para el país.

Volví a sentir que el libro que escribí junto a tres periodistas, “La Historia del 11 de Septiembre de 1973”, es uno de los libros más independientes sobre el tema. Desde el comienzo del libro, que fue dedicado a “Allende y Pinochet, que pasaron a la historia el mismo día y que querían lo mejor para Chile”, hasta los textos con documentos de los protagonistas tanto de izquierda como de derecha, todo pasa por ser independientes. Creemos que pudimos entregar una explicación de la forma en que sucedieron los hechos, pensando especialmente en las futuras generaciones y mostrando la oscuridad de la historia, para que aprendamos a no volver a repetirla nunca más.

Terminó el programa, nos despedimos y la maquilladora me entregó un par de toallitas para que me sacara ese ligero color café claro que había quedado en mi cara. Se borró la crema. Se acabaron los focos y el espectáculo.

Comentarios

Relacionados