carola correa chef

El menú de la felicidad

Carola Correa opinion
Carola Correa Ortúzar – Chef

Cuando creé el concepto del Menú de la Felicidad, fue para poder explicar algo muy importante. Me di cuenta que todo el tema de la famosa comida saludable se estaba convirtiendo casi en “una muletilla”, ya que todo el mundo habla de esto y las personas ya están aburridas de escucharlo.

Mi visión es que no solo una alimentación saludable trae la felicidad, sino que un conjunto de cosas. Y debido a “ese conjunto de cosas” es que una persona decide comenzar este viaje. ¿Porque vamos a comer sano si ni siquiera sabemos quiénes somos? ¿Se han dado cuenta que no tenemos conciencia de nuestro cuerpo? Claro, como nos salió gratis, entonces no lo cuidamos. Pero vaya que cuidamos el auto nuevo que nos ha costado un esfuerzo tenerlo.

Nuestro cuerpo es el vehículo de nuestro espíritu, es el templo del Ser Energía que somos, es la casa de nuestro Dios. Y nosotros, producto de la ignorancia, nos hemos preocupado de dañarlo, de enfermarlo y de contaminarlo. No estoy criticando a nadie, y si hubiese crítica, esta sería a los medios de comunicación, que no aportan en nada a la felicidad de las personas, sino todo lo contrario. Nos venden publicidades falsas, nos hacen creer que los productos “light” son sanos y que los cereales para los niños les aportan energía de buena calidad. ¿En qué mundo estamos?

Para comenzar un camino saludable, debemos comenzar primero por tomar conciencia y conocernos internamente, ya que es el único motor que nos va a incentivar al cambio.

Una alimentación saludable es aquella que está libre de productos contaminantes, que sale de la tierra, que no está envasada hace meses en la góndola de algún supermercado.

Es tan simple y sencillo como volver al origen. Volver a alimentarnos como lo hacían nuestros abuelos. Legumbres, tortillas, guisos caseros, frutas y verduras, cereales y todo aquello que siempre ha existido y está al alcance de todo bolsillo y de toda persona.

Así vamos a comprobar que la comida saludable sí es rica, sí es económica y sí nos trae felicidad. La tarea de todos, entonces, es comenzar a cambiar la lista del supermercado, a dejar fuera aquellos productos que sabemos que no nos hacen muy bien. Y por otro lado comenzar a ir a la feria. Gastar más dinero en la feria que en el supermercado y llenar nuestro refrigerador con productos nobles para comenzar a crear el alimento de nuestra familia.

Comentarios

Relacionados