Campaña de apmliacion de la casa de Acogida de quillota

El abrazo de todos en Quillota

Eva Márquez Estay Periodista

A horas que comience la gran cruzada que es Teletón, con cientos de actividades a lo largo y ancho de Chile y a solo horas que el país se funda en un abrazo de 27 horas de amor; no puedo dejar de destacar el precedente que dejó “La Ciudad creada con Cariño”.

Y aunque no fueron 27 horas, sino casi dos meses de campaña los que protagonizó el municipio a través de Banamor en ayuda a la Casa de Acogida de Quillota -guardando las proporciones del gran engranaje logístico y mediático de la Teletón-, Quillota experimentó también “el abrazo de todos” al lograr la meta esperada.

Así como en la Teletón se sufre para llegar a la meta -sobre todo en las últimas horas-, la campaña “Juntos construimos: los sueños se amplían con tu aporte” también tuvo su cuota de sufrimiento: durante octubre y hasta el 5 de noviembre esperaban reunir 50 millones de pesos, para mejorar y ampliar la Casa de Acogida para enfermos terminales y postrados “Beatita Benavides”. Sin embargo, a esa fecha sólo se había logrado alcanzar un 10 por ciento de la meta, razón por la que el municipio decidió ampliar el plazo hasta fines de noviembre.

Los días pasaban y se venía el plazo límite. Así fue que, cual “Don Francisco”, el alcalde Luis Mella hizo una arenga que finalmente resultó predictiva: “Vamos a hacer una especie de Teletón quillotana, para juntar en los últimos tres días lo que nos esté faltando”, dijo.

Con un punto fijo en la plaza y diversas actividades para reunir fondos para la campaña, más el aporte de los vecinos y de empresas en la cuenta de Banamor, Quillota logró llegar no solo a la meta de los 50 millones, sino reunir casi 100 millones de pesos, cantidad que además de cubrir los gastos de ampliación de la Casa de Acogida, permitirá aportar a las necesidades de la Casa de Acogida del distrito de San Pedro.

Este gran ejemplo de solidaridad que logró Quillota se enmarca en las líneas que construyen el proyecto municipal de “comuna feliz”; nos demuestra que la unión hace la fuerza y que cada granito de arena contó para un bien mayor. Y esa solidaridad es parte de la construcción de nuestra propia felicidad, felicidad que este 1 y 2 de diciembre también puede ayudar a construir siendo solidario y aportando su granito de arena en esta nueva Teletón.

 

Comentarios

Relacionados