Eficiencia energética en las nuevas construcciones: ¿mejor calidad de vida?

Publicado el at 08/07/2019
3115 0

Aplicando simples medidas de ahorro de energía en una casa o departamento se puede al menos reducir el consumo en un rango de 20% a 30% de energía

INMOBILIARIO.- Debido al crecimiento inmobiliario y la alta demanda en los requerimientos medioambientales, cada día son más los proyectos que incorporan en sus construcciones la eficiencia energética, la cual aparte de entregar una mejor calidad de vida, más sustentable y amigable con el medio ambiente, también permite ahorrar en materia de recursos que utilizamos a diario, como el agua y la luz.

Es por esto que es importante incluir la eficiencia energética en todas las etapas, vale decir, desde el diseño hasta en lo operacional, para así lograr con creces lo que se está buscando. De esta manera se disminuiría el gasto innecesario y se gestionaría a modo de entregar comodidad y una mejor estabilidad de vida a las personas sin utilizar métodos invasivos.

Cabe señalar que la edificación comercial, pública y residencial corresponde al 27,1% del consumo de energía en Chile, según el Balance Nacional de Energía del año 2013, cifra que posiciona a dicho sector en el tercer lugar en mayor consumo a nivel país, donde predominan el uso de la leña con un 46,9%, los provenientes del petróleo con un 19,8% y el consumo eléctrico con 24,9%, lo que nos indica que aún falta bastante por reducir dichos porcentajes y que es urgente el uso de la eficiencia energética, ya sea en las nuevas construcciones o bien incorporarlas en las que ya están edificadas.

Para ello es fundamental el compromiso y responsabilidad por parte de los administradores, propietarios y/o usuarios de las viviendas, pues de ellos dependerá el cuidado y utilización de la energía. Por esta razón se deben aplicar ojalá siempre las siguientes recomendaciones, toma apuntes:

  • Aprovechar la luz natural, sobretodo en invierno, donde se utiliza más la luz eléctrica.
  • Desconectar los artefactos eléctricos que no estén siendo usados con regularidad.
  • Mantener limpieza constante de ampolletas y lámparas.
  • En caso de poseer calefactores, aire acondicionado o ventiladores, realizar constantemente mantención y limpieza de ellos.
  • Utilizar la escalera en vez del ascensor.
  • Cerrar puertas y ventanas cuando se use la estufa o calefacción, ventilador o aire acondicionado.
  • Ventilar la vivienda diariamente, al menos 15 o 20 minutos.

Aplicando estas simples medidas de ahorro de energía en una casa o departamento se puede al menos reducir el consumo en un rango de 20% a 30% de energía, lo que no es menor si es que se quiere realizar un verdadero cambio y ser un aporte en materia de eficiencia energética.

Comentarios