Economía circular en Nogales: de residuos ambientales a muebles ecológicos

Publicado el at 6:35 pm
1162 0

El programa Embajadores de El Soldado de Anglo American y la Asociación Sembra se unieron por cuarto año consecutivo para ejecutar un novedoso proyecto de reciclaje

NOGALES.- Con orgullo y alegría, los integrantes de la Asociación Sembra de Nogales, y trabajadores de El Soldado de Anglo American, hablan sobre un importante proyecto que tomó forma en mayo del presente año, cuyo objetivo principal es aportar a la sustentabilidad ecológica, reutilizando correas transportadoras, una vez que éstas terminan su vida útil en la operación minera.

El proyecto “Economía circular para valorización de cauchos mineros” fue postulado al programa Embajadores que desarrolla la compañía minera y que permite entregar apoyo financiero y el asesoramiento a organizaciones locales en sus proyectos sociales, gracias a la vinculación activa de sus trabajadores como voluntarios.

De esa forma se materializó la iniciativa de Sembra, apoyada por el trabajador Higinio Fuentes Fernández como embajador titular, quien lleva 34 años trabajando en El Soldado y aportó para que esta organización desarrollara una novedosa idea por cuarto año consecutivo, en el marco del mismo programa.

Sembra cuenta con un campo explorador de ecotecnología desde el año 2011 en Nogales. Su directora, Mónica Zarini La Nasa, explica que en el proyecto actual se decidió dar un nuevo uso a un recurso que, si no se reutiliza, se convierte en un desecho.

Sembra usa este caucho de las correas transportadoras de El Soldado, para darles un nuevo uso y evitar que se desechen.

“Este año se hizo la valoración y caracterización del caucho proveniente de las correas transportadoras que se utilizan en El Soldado de Anglo American, al que nosotros le encontramos infinidades de utilidades”, comenta.

Lo mágico del proyecto es que este material tomó una forma absolutamente distinta, pues se creó una línea de muebles, uniendo el caucho con madera reciclada de pallet. A eso se suma la construcción de infraestructuras para viviendas, como baldosas para pisos y cubiertas de techos, las cuales están disponibles para su comercialización. El uso y tratamiento de dicho material permitió expandir el recurso hacia otros rubros, como los estampados en tela y papel, aprovechando en su totalidad el caucho extraído.

PROYECTOS CONTINUOS

Mónica Zarini explica que cada proyecto que han ejecutado se vincula con el anterior, para mantener la continuidad de lo desarrollado. Así es como previamente se creó una casa de 30 metros cuadrados, fabricada con 70% de material reciclado de neumáticos, pallet y rocas, apta para ser habitada por al menos dos personas. Lo mismo se hizo con el programa “Adultos mayores sin fronteras”, que tuvo por objetivo enseñar a las personas de la tercera edad técnicas de orfebrería y creaciones en alambres de cobre.

Baldosas exteriores hechas de caucho reciclado, que son parte de un tipo de edificación ecológica que desarrolló Sembra.

También gracias al programa Embajadores, el año pasado se adjudicaron recursos para dar forma a un banco de semillas destinado a preservar y recuperar hortalizas y verduras que se habían perdido en la zona, como acelgas, porotos, espinacas, choclos, papas y tomates limachinos, los que dieron sus frutos luego de dos meses.

EMBAJADORES DE LA COMUNA

Dichas iniciativas no hubiesen sido posibles sin la colaboración voluntaria de los Embajadores, trabajadores de El Soldado que cumplen un rol fundamental en todo el proceso, apoyando el diseño, implementación y monitoreo de proyectos.

Durante 2019, 40 proyectos han sido apoyados por 116 trabajadores de la operación, quienes están a cargo del acompañamiento de las iniciativas en la comunidad. En el caso de Sembra, Higinio Fuentes Fernández, de la Gerencia de Desarrollo de Innovación de El Soldado, ha sido partícipe de cada etapa del proceso que involucra el proyecto y pretende seguir aportando desde esta vereda al desarrollo y sustentabilidad de los recursos en pro del medio ambiente.

Baldosas exteriores hechas de caucho reciclado, que son parte de un tipo de edificación ecológica que desarrolló Sembra.

“Esto requiere esfuerzo y compromiso personal, pues los viernes, que es mi día libre, voy a Sembra, llevo a gente a los talleres y participo. Porque no se trata sólo de hacer una carta de compromiso al inicio y luego estar en la foto de cierre. Uno debe vivir lo bueno y lo malo del proyecto, de lo contrario, mejor no participar”, señala Higinio.

Aunque cuenta que él vive en La Calera, su vida está totalmente unida a Nogales, pues la familia de su esposa es de la comuna. Allí también se ubica la mina El Soldado, su lugar de trabajo, y su hija kinesióloga trabaja en el Centro Comunitario de Salud Familiar de El Melón.

“Debe haber un involucramiento directo y permanente con estos proyectos, para mejorar cada vez más la comuna”, comenta Higinio Fuentes.

Si quieres conocer el proceso de confección de estos muebles, Mónica Zarini explica todo en este breve video.

 

Comentarios