Detienen a hombre por reiterados abusos sexuales contra su madre en Nogales

La mujer de 73 años padece Alzheimer y compartía pieza con su hijo

LA CALERA.- La madrugada del sábado 24 de marzo quedó al descubierto un escabroso al interior de una familia de la Población Nuevo Amanecer. En la casa de dos pisos vive una señora de 73 años, quien padece de Alzheimer grados 3 junto a su hijo de 44 años, y en el segundo piso su sobrina junto a sus hijos.

Aquel día, cerca de las 3 de la madrugada, tras compartir en casa de una amiga, la sobrina y llegó con su tío hasta la casa, quien había bebido en exceso, por lo que lo dejó acostado y subió hasta su pieza. En la misma pieza dormía profundamente producto de los medicamentos, la mujer mayor.

Unas horas más tarde, cerca de las 6 de la mañana y como era su costumbre, la sobrina bajo para ver si su abuela se encontraba bien, pues su enfermedad no solamente a facetado su mente, sino también su salud. La pieza se encontraba con seguro, por lo que la sobrina asustada salió hasta el patio para mirar la ventana y saber si pasaba algo.

Fue en ese momento en que se encontró con la macabra escena: tras golpear las ventanas para pedir que le abrieran escucho que su abuela decía el nombre de su tío, al asomarse vio que su tío se levantaba rápidamente de la cama de su abuela desnudo.

Impactada, la sobrina contacto a su pareja y a su madre. Entre los tres ingresaron a la habitación, donde el hombre hacía como que dormía. La mujer enferma en tanto, tenía su pañal despegado y sus panties bajo las rodillas. En las sábanas encontraron rastros de fluidos.

Otro de los hijos de la mujer llegó hasta el hogar, entre todos intentaron despertar al hombre, quien al reaccionar agachó la cabeza y balbuceó “¡perdón!”.

Cerca las siete de la mañana la familia estampó denuncia a Carabineros. Paralelamente  llevaron a su madre al hospital, junto con las sábanas, para que fueran periciadas. La investigación quedó a cargo de la Brigada de Investigación Criminal de la Policía de Investigaciones de La Calera, cuyo personal detuvo al acusado alrededor de las 17 horas del martes 5 de junio.

CONFESÓ SU ABUSO

El hombre confesó su delito, aludiendo que no es primera vez que abusa de su madre aprovechándose del efecto de los medicamentos durante la noche. En la audiencia se leyó la declaración, en la que se dieron detalles de las brutales acciones cometidas.

A pesar de que faltan algunas pericias para determinar con claridad la culpabilidad, en una primera instancia las pruebas determinaron que los fluidos corresponderían al hombre.

Con la denuncia, las pericias de laboratorio y la investigación de los detectives, la Fiscalía Local formalizó al detenido por “abuso sexual reiterado”, situación que se podría agravar para él, con la llegada de otros informes sexológicos, que podrían cambiar el cargo por eventuales “violaciones”. En tanto, el tribunal accedió a la medida de prisión preventiva, fijando un plazo de 70 días para la investigación.

Cabe destacar que  el Tribunal podría considerar el agravante de que la víctima era su propia madre, una persona de la tercera edad, enferma y discapacitada.

Comentarios

Relacionados