Conoce emotivos testimonios de “Primera Línea” que recibió la vacuna anti COVID19 en el Hospital Quilpué

Publicado el at 08/01/2021
288 0

Funcionarios de Unidad de Paciente Crítico y Unidad de Emergencia dieron la partida a proceso de vacunación en el establecimiento del SSVQ

QUILPUÉ.- Había nerviosismo y expectación, pero también mucha alegría y fortaleza en el grupo de 75 funcionarios del Hospital de Quilpué, que iniciaron el proceso de vacunación contra el COVID-19, en un operativo coordinado con el Ministerio de Salud, y materializado en seis establecimientos de la Región, entre ellos los tres hospitales de alta complejidad del Servicio de Salud Viña del Mar Quillota.

La vacunación estaba destinada al equipo de salud de la Unidad de Paciente Crítico del Hospital de Quilpué, aunque las últimas dosis fueron administradas a funcionarios en turno de la Unidad de Emergencia. Con la supervisión de la Seremi de Salud de todo el proceso, del Director del Servicio de Salud Viña del Mar Quillota, Alfredo Molina, y del Director del Hospital, Alejandro Alarcón, se inició el proceso de vacunación que estuvo a cargo de un equipo de enfermeras y tens del Consultorio de Especialidades, liderado por Marcia Padilla como enfermera encargada del Programa Nacional de Inmunizaciones a nivel local.

El primer funcionario en vacunarse fue el auxiliar de servicio Álvaro Chirino, quien expresó  su completa satisfacción tras un año de arduo trabajo en la Unidad de Paciente Crítico: “Es una buena experiencia ser el primero en recibir la vacunación en el Hospital, no puedo negar que estaba nervioso pero los nervios pasan, ahora esperar que todo resulte bien y trabajar más aliviados, sintiéndonos un poco más seguros”, expresó.

“EL MOMENTO DE CONFIAR EN LA CIENCIA”

Diane Labra, es enfermera de la Unidad de Paciente Crítico hace aproximadamente tres años y la experiencia de trabajar en intensos turnos durante la Pandemia la han marcado como profesional. “Ha sido un año súper difícil, muy complicado, de mucho estrés, mucha presión, creer que uno está preparado pero la realidad te muestra otra cosa. Ha sido más agotador de lo que pensábamos, hemos tenido muchas complicaciones en nuestras vidas personales incluso”

“Al principio estaba un poco escéptica al tema de la vacunación pero los que estamos acá somos todos personas de ciencia y este es el momento para confiar en la ciencia. Creo en ella, por eso hago lo que hago y lo veo como una luz de esperanza de que vamos a recuperar nuestras vidas normales”.

Diane Labra, enfermera de la Unidad de Paciente Crítico.

Pamela Hernández, tens de la UCI expresó que esta vacunación “la recibo con nerviosismo pero al mismo tiempo con mucha alegría de haber sido los primeros. Nos ayuda a darnos un poco más de confianza para poder trabajar con mayor seguridad”.

Así también Yésica Verdejo, tens de la UPC, con ocho años de experiencia compartió su temor inicial. “No lo niego, al principio sentí un poco de temor, un poco asustada, uno está muchas veces propensa a información poco fidedigna, pero el mismo equipo nuestro, los médicos de la unidad me dieron la seguridad. Esperamos poder recuperar la normalidad de nuestras vidas, ha sido muy estresante el trabajo y desde el punto de vista personal por lo tanto hay mucha esperanza en la vacuna”.

Pamela Hernández, tens de la UCI.

“A NO BAJAR LOS BRAZOS”

El jefe de la Unidad de Paciente Crítico, Dr. Rodrigo Conlledo expresó que “estamos recibiendo la vacuna con muchas ansias, muchas expectativas por la protección que significa para el equipo, por lo que había harto entusiasmo y ansiedad al respecto. Estamos convencidos que la vacuna va ser eficiente y estamos tomando esto con mucha responsabilidad y compromiso para poder seguir atendiendo a nuestros pacientes con y sin coronavirus al interior del Hospital”.

Sobre este año de trabajo el jefe de la UPC expresó que “ha sido muy complejo sobre todo el peak de la primera ola, con todas las camas ocupadas con pacientes Covid, con un equipo que no teníamos experiencia al respecto, pero lo enfrentamos creo yo muy unidos, con harta fuerza, muchos de nosotros se enfermaron, pero en el camino nos íbamos apoyando unos a otros para salir adelante y completar la misión. Tuvimos la fortuna que ninguno de nosotros se enfermó grave, ha sido un gran trabajo en equipo y un buen liderazgo de la Dirección del Hospital”.

El jefe de la Unidad de Paciente Crítico, Dr. Rodrigo Conlledo.

Así también hizo un llamado a la comunidad “a seguir cuidándose, a no bajar los brazos, a protegerse uno y a las personas que nos rodean, esto todavía no se acaba, quedan varios meses y el llamado es actuar de manera responsable”.

Finalmente, el Director del Hospital de Quilpué, Alejandro Alarcón, valoró el inicio del proceso de vacunación expresando que “es una inyección de esperanza que veníamos esperando hace mucho tiempo sobre todo para las áreas más expuestas como la UPC. Eso nos permite cierto nivel de tranquilidad esperando que esta vacunación continúe y se haga masiva lo que nos va permitir trabajar de mejor manera”.

Comentarios