Con medida cuatelar quedó Carabinero por presunto hurto a vivienda en Quillota

Deberá cumplir con firma mensual mientras dura la investigación.

QUILLOTA.- Un confuso incidente en el que está involucrado un, ahora, ex funcionario de Carabineros de Viña del Mar, se registró en un condominio de Calle Los Lúcumos.

Según se constató, el día de ayer el excabo de iniciales H.B.F.A. acudió como ministro de fe acompañando a receptores judiciales, quienes embargarían un vehículo por no pago. El dueño del vehículo logró escabullirse y esconder el auto adeudado, comunicando que no lo devolvería, ante lo cual se le entregaron los papeles y el funcionario policial, quien vestía de civil,  se identificó entregando sus datos al hombre notificado.

Según explicó el excabo de 31 años, “me dijeron si podía venir a apoyar presencialmente, y más que eso no me habían pedido ninguna otra participación, solamente para dar cumplimiento a lo establecido por el medio de la fuerza pública”, ante lo cual el accedió pues según indicó “no tenía problemas, si uno es policía y esta las 24 horas”.

Sin embargo, H.B.F.A. fue llamado desde su unidad policial, siendo arrestado a las 1.30 de la madrugada por una denuncia realizada por el sujeto notificado, en la que acusaba al excabo de realizar una llamada con amenaza de muerte y por el hurto de dinero y joyas evaluadas en 3 millones de pesos.

El Prefecto Roberto Troncoso Troncoso de la Prefectura Marga Marga, explicó que “debido a la información y a la evidencia recabada por personal especializado se investigaron los hechos y se logró determinar que dentro de los participante había un carabinero de dotación de la tenencia de Reñaca en la Prefectura de Viña del Mar, el cual fue dado de baja y puesto a disposición de la fiscalía de Quillota”.

Según los datos conocidos en la audiencia de formalización de cargos, el propietario del vehículo salió del condominio con este y al regresar a su casa, acuso que los cuatro sujetos que habían llegado a esta y donde estaba el ex Carabinero. Le habrían robado dinero, dos cadenas de oro y un reloj los que avaluó en tres millones de pesos.

Tras la audiencia de formalización por hurto, el fiscal Ulises Meses Bermúdez junto al defensor del imputado señalaron que se fijó un plazo de investigación de 120 días, quedando además con la medida cautelar de firma mensual mientras dure la investigación.

En tanto, el excabo señala que su detención es ilegal pues fue fuera del plazo que se determina para la flagrancia, y que no existen las pruebas suficientes para señalarlo como responsable del hurto.

Comentarios

Relacionados