¿Cómo obtener un dividendo final conveniente aprovechando la baja en la tasa de créditos?

Publicado el at 11:06 am
1652 0

Ejecutiva comercial del proyecto Valle de Toranzo, entrega tips para sacar ventaja de la baja del 3,04% en la tasa para los créditos que financian la compra de viviendas

INMOBILIARIO.- Como caídos del cielo son los últimos datos entregados por el informe de estadísticas financieras y monetarias del Banco Central para quienes planean adquirir una casa o departamento, ya que cuando se trata de cuidar el bolsillo una mínima normalización de interés en las tasas de los créditos hipotecarios, puede ser sin duda un alivio al posible endeudamiento.

En abril pasado la tasa promedio para los créditos que financian la compra de viviendas por medio de un banco, registró una disminución del 3,04%, cifra menor en 14 puntos base a diferencia de lo presentado en marzo del presente año y el nivel más bajo desde el año 2002. Esto debido a la amplia oferta que ofrecen los principales bancos que lideran gran parte de los créditos hipotecarios: Banco Estado, Scotiabank, Santander, BCI, Banco Internacional y Banco de Chile.

Excelente oportunidad para quienes anhelan el sueño de la casa propia, sin embargo, existen otras aristas que también son importantes de considerar a la hora de comprar una propiedad. Gabriela Contreras Zuleta, ejecutiva comercial del proyecto Valle de Toranzo de inmobiliaria La Cruz, señala que si bien la baja en tasas puede ser atractiva y muy tentadora, es crucial poner atención en el desglose detallado que entregan las simulaciones que se hacen en los bancos, una vez que se está cotizando.

“Si bien la tasa hipotecaria nos puede guiar, también es importante fijarse en el valor dividendo final, pues así como la tasa puede ser increíblemente buena, los seguros pueden ser increíblemente caros, por lo que es fundamental revisar el desglose que se obtiene de la simulación del crédito. Es aquí donde se detalla el valor de la propiedad, cuánto de crédito se otorgará, el medio de pago, los gastos operacionales, seguros y la tarifa del dividendo final a pagar”, explica Gabriela, quien además comenta que debido a que la compra de viviendas es una inversión mayor y el pago generalmente es a largo plazo, los seguros de desgravamen y el de incendios y sismos deberían considerarse, aun cuando no sea obligatoria su contratación.

Asimismo, aconseja buscar viviendas acorde al bolsillo para no tener problemas en la pre-aprobación de los créditos y asesorarse ojalá en bancos donde ya sea cliente y tutor de alguna cuenta o producto de la entidad,  puesto que existe mayor probabilidad de campañas financieras aprobadas y una posible reducción en las tasas de los créditos hipotecarios que, sin duda, nunca están demás cuando de invertir se trata en lo que será a futuro nuestro hogar.

Comentarios