Comerciante y organizador de viajes de hinchas caleranos falleció a los 84 años

Nicolás Gómez, conocido como el “Tío Nato”, había sido diagnosticado con cáncer hace cinco meses

LA CALERA.-  La madrugada del sábado pasado se supo la triste noticia sobre el fallecimiento del comerciante Nicolás Gómez, quien se es conocido por los viajes que organizaba para acompañar al club rojo por todo el país.

“Tío Nato” como le decían, tenía 84 años, y en octubre del 2017 se le detectó un cáncer, el que sumado a fractura de cadera producto de una caída, fue complicando aún más su salud.

El último tiempo lo pasó junto a su hija y su espora en Tres Esquinas, sin embargo, gran parte de su vida la paso en el sector El Trigal, desde donde sus vecinas lo recuerdan con mucho cariño. Su vida de comerciante comenzó con un puesto en la calle 25 de mayo, cuando la feria se encontraba ahí. Muchos feriantes disfrutaban de los almuerzos que vendía junto a su esposa.

Tras eso instalaron un carro de comida, luego una tradicional cocinería en las dependencias de la Feria Mayorista, Femacal. Tras eso, instaló un almacén de frutas y verduras en su hogar, muy cerca de la Séptima Comisaría de Carabineros, en calle J.J. Pérez, el que atendió hasta enterarse su enfermedad.

Nicolás era un gran hincha de Unión La Calera. Su hija Mabel Gómez Torres comenta que el cariño por el club rojo es un legado que dejó a su familia. “Mis padres, en los años 60, vendían sándwichs y cerveza en un mesón grande, que ponían en el sector de la galería de la piscina en el Estadio Municipal. Trabajaba y aprovechaba de ver al equipo de sus amores”, comenta su hija, quien junto a su hermano Alex Gómez son los únicos hijos del matrimonio. “Era desprendido, solidario y dispuesto a ayudar y cooperar. La gente valoraba eso”, agregó su hija.

Muchos recuerdan al “Tío Nato” en la época en que Unión La Calera estuvo en Tercera División. En esos años, se encargaba de organizar los viajes de los hinchas. Contrataba un bus y buscaba a los interesados para viajar a los partidos del club calerano en diferentes estadios.

Ayer, pasado el mediodía, se realizaron los funerales de Nicolás Gómez, padre de dos hijos, abuelo de ocho nietos, igual número de bisnietos y un tataranieto. Su familia quiso que sus antiguos vecinos de El Trigal lo despidieran, por eso el cortejo pasó por ahí y por su almacén, para posteriormente dirigirse al Cementerio Parque de Nogales, donde fue sepultado, tras un responso.

Comentarios

Relacionados