Candidatos deben mostrar su programa de trabajo por roberto silva

Candidatos deben mostrar su programa de trabajo

opinion de funador del diario el observador
Roberto Silva – Fundador de “El Observador”

Ya falta un mes para que tengamos que ir a las urnas y marcar los cuatro votos que nos entregarán, uno para elegir Presidente, otro para elegir senador, otro para elegir diputado y otro para elegir consejeros regionales.

Cuatro votos de distintos colores con más de cien nombres en total pondrán en nuestras manos. Uno de los votos más facilitos será en el presidencial, donde van solamente ocho candidatos. En algunos hay cerca de cincuenta.

Si Usted va a ir a votar, le recomendamos que tenga muy bien elegido su voto, porque de otra manera será imposible tomar una decisión entre tanta gente.

Cada vez con mayor frecuencia hay personas que recorren la zona y visitan a las familias para darse a conocer y mostrar sus cualidades personales. Lo hacen seguros que convencerán a los electores que se encuentran en esa casa.

La forma en que funciona el sistema electoral, hará que en la mayoría de los casos, salvo contadas excepciones, se reelijan los diputados y los senadores, principalmente porque desde sus cargos pueden desarrollar muchas acciones para promoverse entre los votantes.

Lo reciben en las unidades vecinales entre risas y algunas empanadas y vino tinto, pero sin ideas. Ese mal hay que arrancarlo de raíz”.

A excepción de los candidatos presidenciales, la mayoría de los demás candidatos se presenta sin tener un programa de trabajo conocido, publicado o instalado en algún sistema digital donde todos lo podamos leer. Y lo peor es que la gente vota por ellos solo por la risita, el palmoteo o el favor conseguido.

Cuesta entender que tantas personas salgan elegidas sin una planificación, sin una propuesta concreta para asumir un cargo público. Esto afecta a los diputados y senadores, porque muchos van a la elección sin mostrar un programa coherente, que interprete a la población, que mire al futuro, que pueda hablar de los grandes temas nacionales y su legislación. Además nos falta siempre una mirada a largo plazo, una visión de largo alcance que se proyecte con ideas hasta unos diez o veinte años más.

Si uno revisa las campañas anteriores, el gran ausente fue el programa de trabajo. Pocos o casi ninguno sacó sus ideas. La mayoría llevaba un eslogan publicitario. Todo muy superficial, pero pocas ideas centrales, ideas fuerza de lo que debería ser su trabajo.

No se trata que tengan un respaldo ideológico en sus campañas, muy por el contrario, se trata que puedan ofrecer una mirada diferente, para que cada ciudadano compare sus ideas, las que siempre ha tenido sobre el país, con las que ofrece el candidato.

Nuestra política, lamentablemente, aparece pequeña ante la gente, porque los candidatos no se ubican en el lugar que corresponde, no muestran un nivel de manejo sobre la compleja realidad de la región.

Por otra parte, los vecinos no se organizan para las elecciones y aceptan conversar con un candidato que no tiene ningún programa de trabajo. Lo reciben en las unidades vecinales entre risas y algunas empanadas y vino tinto, pero sin ideas. Ese mal hay que arrancarlo de raíz. Ojalá que las uniones comunales, que los clubes deportivos, que los centros de madres y muchas otras instituciones comunales, se puedan sentar frente a un candidato a escuchar sus planes y programas. Y lo que es más importante, que si no lo tiene, se lo digan, se lo exijan, para saber por quién van a votar.

Necesitamos parlamentarios y consejeros regionales que antes de la elección presenten programas de trabajo, y que después, al año o dos años de gestión, le informen a sus electores que han cumplido sus propuestas.

Eso sería hacer política en serio, con respeto por los que votamos, por los que confiamos en esas personas a las que les damos nuestro voto.


Foto principal referencias: Municipalidad de Santiago (Mara Daruich)
Comentarios

Relacionados