Así es la vida carcelaria de los asesinos de Nibaldo Villegas

Publicado el at 12/06/2019
729 0

Mientras Johanna Hernández tendría hasta pareja dentro del penal, Francisco Silva vive situación completamente opuesta

VALPARAÍSO/ VILLA ALEMANA.- Este martes mientras la cuarta sala de la Corte de Apelaciones de Valparaíso visaba el recurso de nulidad del juicio por el parricidio y homicidio del profesor de Villa Alemana, Nibaldo Villegas, se dio a conocer la vida que llevan tras las rejas sus  asesinos Johana Hernandez y Francisco Silva.

VEA TAMBIÉN: Corte de Apelaciones revisó recurso de nulidad en caso del homicidio y parricidio de Nibaldo Villegas 

 

Según  informó  La Cuarta, la vida carcelaria de la ex mujer de Nibaldo es totalmente opuesta a la suerte de su ex amante y coautor Francisco Silva, pues de acuerdo a fuentes que trabajan al interior del Centro Penitenciario Femenino, en el caso de la condenada, “Johanna Hernández llegó con un estatus muy alto, incluso más que el que tienen los ladrones, por haber matado a su marido. Entonces, es vista como una reclusa de temer por las otras internas”.

La misma fuente asegura que Hernández recibe a familiares y amigos los dias de visita, que asiste a talleres de capacitación donde comparte con las otras imputadas y que incluso “tendría una nueva pareja al interior del módulo 210-D del Centro Penitenciario Femenino de Valpo”.

En cambio, los días de Francisco Silva en el módulo 107 de la Unidad Especial de Alta Seguridad de la cárcel de Valparaíso es de total aislamiento.

Según consigna el “Diario Popular, el asesino y responsable del descuartizamiento del querido profesor cumple reclusión con otros criminales como Juan Saavedra del caso “Panchita” y Erasmo Moena también conocido como el “Psicópata de Placilla” y por estos días cumple castigo por el hallazgo de un teléfono celular en este módulo.

Silva es un preso que está bajo la lupa por un crimen de alta connotación pública. Está completamente solo. No sale al patio cuando están los otros internos”, dijo un trabajador de la cárcel porteña al Diario Pop, refiriéndose al aislamiento que vive Silva, debido a la fama que ganó por este caso que le provocó el odio de gran parte de la población penal.

 

 

Comentarios