Alumno y profesor del Colegio Portaliano dieron un emotivo ejemplo de inclusión

Meopatía Congénita Central Core, no fue impedimento para que Tomás y Eduardo asombraran en la gala artística del establecimiento educacional

SAN FELIPE.- Las galas artísticas que prepara el Departamento de Educación Física del Colegio Portaliano para el mes de noviembre se trabajan con mucho tiempo de anticipación y en cada uno de los ensayos ningún estudiante queda excluido. Así lo explica Eduardo Reyes Toro, quien hace dos años es profesor de Educación Física del establecimiento, donde existen casos como el de Tomás Rojas Díaz, uno de sus alumnos con capacidades diferentes.

Según cuenta la madre de Tomás, Jessica Díaz González, el diagnóstico de su hijo nunca fue claro, por lo que tuvo que concurrir a muchos hospitales y clínicas, y realizar una gran cantidad de exámenes para conocer el nombre de la enfermedad de su hijo.

“No lográbamos saber qué era, fue recién en julio de este año con unos exámenes que se enviaron a Estados Unidos que se dio con el diagnóstico que es Meopatía Congénita Central Core”, comenta, y explica que es un síndrome que compromete las articulaciones y músculos, razón por la que su hijo no puede estar de pie y se moviliza en silla de ruedas.

Pero la condición de Tomás no fue un impedimento para que su profesor Eduardo Reyes hiciera hasta lo imposible por incluirlo en los ensayos y la presentación de la gala artística de este año, ya que como asegura: “nunca dejo a ningún niño afuera de la gala, todos salen y todos ensayan”. Así que clase a clase, junto a sus otros compañeros, este pequeño se aprendió la coreografía y memorizó los pasos para el baile final.

Luego de arduos ensayos, el día de la presentación la sorpresa fue para todos muy emocionante, incluso para los directivos del Colegio Portaliano, quienes no sabían que Tomás, uno de sus estudiantes con capacidades diferentes, bailaría de pie como el resto de sus compañeros y compañeras con la ayuda de su profesor.

“Nadie sabía de esta sorpresa en el colegio, sólo sabíamos sus papás y yo”, cuenta el docente Eduardo Reyes, razón por la que cree que la presentación junto a Tomás causó tanta emoción en los apoderados que estuvieron presentes en el espectáculo. Asegura que una vez que terminaron el baile, “él estaba súper contento con lo que pasó. Él es el protagonista de esta historia, yo soy el que lo ayudó nada más”.

GRACIAS a nuestros profesores !!

Posted by Maria Teresa Figueroa on martes, 28 de noviembre de 2017

 

Comentarios

Relacionados